Dueños de boliches dicen que se multiplican fiestas clandestinas

Empresario dijo que hay confiterías que arman bailes y apuntó contra la apertura de casinos y gimnasios. «Al aire libre se puede trabajar», sostuvo. Otro señaló: «No queda otra que esperar la vacuna».

Los dueños de boliches de Salta, uno de los rubros más afectados por el Covid-19, sostienen que han vendido cosas de los locales y se endeudaron para poder afrontar el impacto de la crisis sanitaria que se superpuso a la económica.

Además, algunos de ellos calificaron como contradictorio que sí hayan abierto casinos o gimnasios, que son lugares cerrados, y advirtieron por la proliferación de fiestas clandestinas.

Jorge Villalobos, dueño del Castillo Mao Mao, señaló que «festejos prohibidos hay en todos lados y eso nos perjudica». «La gente necesita diversión, ya convive con este virus, quiere salir a pasar un buen momento», consideró el empresario.

«Al aire libre se puede trabajar. Más peligroso que un casino, que es un espacio cerrado al que concurre la gente o un gimnasio, donde la gente inhala y exhala constantemente una al lado de la otra, no hay«, apuntó Villalobos.

Por su parte, Darío Gómez de Elephant sostuvo que la situación es «crítica» particularmente por los alquileres. «No queda otra que esperar la vacuna. Es muy difícil. Estamos rogando que esto se solucione lo antes posible», confió, más racional, a El Tribuno.

«Obviamente queremos abrir, pero no podemos ser imprudentes tampoco. Ni siquiera regresaron las clases. Ojalá pronto podamos volver a trabajar aunque sea con la mitad de la capacidad de gente porque uno empieza a endeudarse cada vez más con los servicios de luz y todos los compromisos», redondeó el empresario.

El ministro de Gobierno, Ricardo Villada, dijo en los últimos días que «bailar en un lugar cerrado será posible únicamente cuando haya inmunizaciones» porque «si no, no va a ser factible». «Sí puede haber otras alternativas de emprendimientos al aire libre como ya se está dando», agregó el funcionario.

De momento, los locales gastronómicos del Corredor Balcarce o del Paseo de Los Poetas abren al aire libre y hasta las 00:00 horas. Si bien pidieron extender el horario, el Comité Operativo de Emergencias (COE) ratificó el límite por dos semanas más. Y ahora preocupan las llegadas de las lluvias, que impactarán negativamente en la posibilidad de tener una mesa afuera.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.