Detuvieron a otra mujer por el intento de asesinato a CFK

Se trata de una persona relacionada a Brenda Uliarte, la pareja de Sabag Montiel, quien gatillo el arma. Cada vez mas indicios de la planificacion del intento de magnicidio.

Foto: Víctor Carreira

En las ultimas horas una mujer fue detenida en el partido bonaerense de San Miguel, acusada de haber participado en el intento de asesinato contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La detención se produjo en el marco de tres allanamientos en la provincia de Buenos Aires y la CABA realizados por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en la causa que investiga el atentado a CFK del 1° de septiembre pasado.

De esta manera, ya estan detenidos Fernando Andre Sabag Montiel– el que gatillo el arma a centímetros de la cabeza de CFK- y su pareja Brenda Uliarte. La tercera detenida esta relacionada a esta ultima.

Según trascendió, la nueva detenida venia intercambiando «desde hacia un mes» mensajes sobre el atentado contra la Vicepresidenta con Uliarte, publico Télam. Sera indagada en las próximas horas.

El trabajo del fiscal Carlos Rivolo y la jueza federal Maria Eugenia Capuchetti centraron la investigación en la reconstrucción de los días previos al atentado, con observación de imágenes, comunicaciones y georreferenciación.

Las pesquisas buscan determinar circuitos y recorridos y posibles presencias de forma reiterada mas personas en inmediaciones de la casa de CFK.

La nueva detenida se llamaría Agustina Diaz. Los mensajes de audio y de texto entre ella y Uliarte demuestran que sabían lo que Sabag Montiel estaba dispuesto a hacer, con la colaboración de su pareja, quien quedó demostrado que lo acompañó antes y durante el atentado en Recoleta.

A su vez, el diario Pagina 12 revelo que hubo al menos un intento previo de asesinar a la Vicepresidenta en las cercanías de su casa. Fue el 27 de agosto, el día que el gobierno del intendente Horacio Rodriguez Larreta puso vallas en la cuadra y a la noche CFK dio un discurso sobre un pequeño escenario montado allí.

Los involucrados tenían interacción con grupos de Telegram y WhatsApp de organizaciones radicalizadas, de ultra derecha y antigobierno. De hecho, Uliarte dijo antes frases tales como: «tenemos que pasar a la accion, pongamos moloto en la Casa Rosada» o «tenemos que generar hechos, no protestas».

El matutino porteño también informo que dos días antes del atentado dos jóvenes de Revolución Federal –Leonardo Sosa y Gastón Guerra– estuvieron en la casa de “la vecina de Cristina”, Ximena de Tezanos Pinto, en una supuesta reunión “para hablar de política e intercambiar ideas”. La abogada de esos jóvenes, Gladys Egui, le alquila una habitación a Tezanos Pinto.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.