Despidos en PAMI Salta: advierten vaciamiento institucional y ola de juicios laborales

El Sindicato señaló «contradicciones» en la gestión: mientras no renuevan contratos a personal con experiencia, incorporan asesores con grandes sueldos y ‘voluntarios’. Cortocircuitos perjudican a jubilados.

A través de un documento titulado «Las contradicciones de una gestión que solo piensa en su proyecto político«, el Sindicato Unido de Trabajadores y Empleados de PAMI (SUTEPA) en Salta denunció despidos en esta institución  «sumándose a la lista inaugurada al comienzo de la gestión».

Según difundió la entidad gremial, la administración del PAMI a cargo de Angélica Verónica Molina y Diego Jesús Albornoz no renovó el contrato de dos trabajadoras- una de ellas del área social- y al mismo tiempo incorporó «asesoras y asesores con sueldos siderales» y «voluntarios ajenos a la entidad en tareas propias y específicas del personal» institucional.

Para el SUTEPA estas maniobras son «una clara muestra de apropiación de la institución como si fueran parte de su estructura política, utilizándola en su provecho, en contraposición al descalabro prestacional que padecen los jubilados».

Sucede que no la gestión estaría respetando la experiencia en gerentología y la carrera administrativa de personal con trayectoria, sino que, por el contrario, «se los destrata y se apela continuamente a que la gestión vino a refundar la obra social».

«Los contratos normalmente se renovaban por un año. Esta vez solo se renovaron por tres meses», señaló Soledad Tais en diálogo con FM Noticias 88.1. La dirigente sindical explicó que desde hace varios años buscan el pase a planta permanente de un conjunto de trabajadores y trabajadoras, algo que no ha sido alcanzado. También indicó que hay más demanda de los afiliados puesto que muchos de ellos se volcaron a realizar trámites por internet, debido a la pandemia, con lo cual reducir personal tendría un impacto negativo en la prestación del servicio social. «Hasta la fecha no pudimos tener una conversación con la directora ejecutiva«, lamentó Tais.

Por su parte, la integrante de la Comisión Directiva del SUTEPA sostuvo que «esta situación genera todo un malestar, una preocupación, por los compañeros y compañeras tanto contratados como de planta permanente». «Esto no puede estar pasando y menos en esta situación de pandemia, de falta de trabajo», agregó Tais.

Este medio intentó contactarse con la directora ejecutiva Verónica Molina, pero al cierre de esta nota no obtuvo respuestas.

Así las cosas, el Sindicato que pertenece a la CTA de los Trabajadores condenó «los despidos sin causa los despidos de trabajadores contratados en fraude a la ley laboral ocurridos en PAMI Salta» y se mostró en defensa de «una institución que atravesó muchas tormentas». «Una vez más vamos a cuidar (la institución) para que no que sea devastada», señala el documento.

«La decisión de prescindir de trabajadores contratados generará onerosos juicios laborales«, advierte el SUTEPA, «por lo que sería justo que sean los funcionarios de Salta quienes respondan con su patrimonio afrontando las consecuencias por las resoluciones que adoptan y no los terminen pagando los jubilados, ya que el impacto de esas acciones en el patrimonio de la obra social seguirán degradando la calidad prestacional médica y social en la provincia.

Por último, el documento alerta por el estado en el que se encuentra el PAMI «por destrucción de prestaciones y disminución de la atención a las y los afiliados, consecuencia de la dirección de funcionarios y funcionarias de escasa capacidad de gestión y poca sensibilidad, que solo piensan en su proyecto político electoral dentro de la organización política a la que pertenecen».

Instagram did not return a 200.