Descontrolada: Cambiemos endeudará al país en casi un 100% del PBI al cierre de 2018

Macri y Christine Lagarde, ex directora del FMI que aprobó el préstamo Stand By en el gobierno de Cambiemos

Según un informe privado, al finalizar 2018 la deuda pública treparía al 93% ubicándose en el segundo trimestre en casi un 80% del PBI. El desfasaje de fiscalizar en pesos y pagar en dólares a organismos externos. 

La deuda del Estado Nacional Argentino al cierre del segundo trimestre significó casi un 80% del Producto Bruto Interno, según un informe de la consultora Ecolatina.

Además, la entidad consideró que al cierre de 2018, con la renovación total de las Letras del Tesoro, la deuda pública treparía al 93% del PBI. Mientras que la deuda relevante se ubicaría en torno al 60 por ciento del Producto.

“Pese a que el nivel de endeudamiento se estabilizaría a fin de año, lo haría muy por encima del promedio de Sudamérica (45%) y en nuestro país el porcentaje de pasivos en moneda extranjera es muy elevado (representa 80% de la deuda en manos de privados y organismos internacionales)”, asegura el informe.

Este último párrafo encuentra su correlato en el Presupuesto 2019, en el cual Cambiemos asigna un crecimiento exponencial para los servicios de la deuda recortando, al mismo tiempo, partidas a otras carteras. Todo tiene que ver con la renegociación con el Fondo Monetario Internacional.

Por su parte, Ecolatina considera que los préstamos del organismo multilateral garantizarían el pago de los intereses de la deuda para 2018 y 2019 con el desembolso de más de 50 mil millones de dólares el año que viene, algo que permitirá contener el default en la gestión Macri.

Sin embargo, advierten que “el próximo Presidente deberá en 2020-21 conseguir financiamiento externo para cubrir los servicios de deuda con privados y, en 2022-33, enfrentará elevados compromisos con el FMI (46 mil millones de dólares)”.

En esa línea, la consultora advirtió que previas elecciones de 2019 podría haber una mayor dolarización, algo que “no solo implicaría un aumento contable del cociente deuda-PBI, sino que también agravaría el descalce de moneda, ya que los pagos de los servicios de la deuda se realizan principalmente en divisas (dólares), mientras que la recaudación tributaria se recolecta en pesos”.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.