Creció la desigualdad: 6 de cada 10 asalariados no cubre la canasta básica

Creció la desigualdad y 6 de cada 10 asalariados no llega a la CBT - Foto: Gastón Fernández / Archivo

Más de 8 millones de personas no pudieron llegar al costo de la canasta básica alimentaria. La desigualdad aumentó afectando a los sectores de ingresos medio bajos y medios, a contramano de la clase alta.

El 60% de los asalariados y el 40% de los hogares no pudieron cubrir el costo de la canasta básica en el primer trimestre del año. Además, los quintiles de la población más pobre agigantaron su brecha de desigualdad, mientras que los de la clase alta crecieron. Los datos surgen del informe de la Evolución de la Distribución del Ingreso que realiza el Indec.

La Canasta Básica Total se ubicó en marzo pasado en $17.867 cuando al mismo tiempo más de 8,3 millones personas asalariadas, seis de cada diez, tenían ingresos que oscilaban los 15 mil y 16.200 pesos. Esto en la medición por ingreso individual.

Por su parte, de acuerdo a los ingresos por domicilio, 899.280 hogares tenían ingresos entre 16.000 y 20.000 pesos, lo cual demuestra que llegaban parcialmente a cubrir el costo de la canasta que define el nivel de la pobreza.

El 60% de los asalariados y el 40% de los hogares no pudieron cubrir el costo de la canasta básica

Asimismo, el Indec da cuenta que el ingreso promedio para los asalariados en el primer trimestre de 2017 fue de $12.019, por lo cual hubo una mejora del 27,9%, mientras que el ingreso total de los hogares encuestados fue de $13.876 y un 32% interanual, siguiendo los mismos períodos.

Sin embargo, el aumento por encima de la inflación promedio no logró mejoras en la sociedad ya que 4 de cada diez hogares y seis de cada diez asalariados no cuentan con los ingresos suficientes para hacer frente a una canasta mínima de gastos.

Por su parte, los datos que arrojó la Encuesta Permanente de Hogares, el coeficiente de Gini– que es usado para medir la desigualdad de ingresos- pasó de 0,427 a 0,440 entre el tercer trimestre de 2017 y el primero de 2018. Esto quiere decir que la desigualdad creció.

De esta manera el coeficiente de Gini da cuenta que la desigualdad subió. En el primer decil de la población, donde se ubica el sector con menores ingresos, los recursos promedio eran de $3.458 por mes para un trabajador con descuento jubilatorio. En el mismo período- es decir, el primer trimestre-, el decil número 10, donde se ubica el sector de mayores ingresos, tuvo un ingreso individual promedio de $42.905, es decir un 1140% más que el sector más pobre de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.