Coronavirus: Provincia deslizó posibilidad de que las empresas no paguen sueldos a empleados

Lo planteó el ministro Dib Ashur citando el caso de Bolsonaro en Brasil: “Puso en mesa una discusión que se va a tener que dar en el futuro”, consideró. Según datos oficiales, en Salta hay más de 117 mil trabajadores privados formales.

Por Emiliano Frascaroli

El impacto del COVID-19 en la economía puso en el centro de discusión las decisiones políticas de los líderes mundiales para contener el avance de la pandemia y, a su vez, morigerar su repercusión en los distintos factores de la vida social.

Por ejemplo, los presidentes Donald Trump (EEUU) y Jaír Bolsonaro (Brasil) relativizaron la peligrosidad del coronavirus para justificar su intención de no parar la actividad económica. Incluso el mandatario carioca no le baja el mote de “gripecita”.

Como consecuencia de posturas de esas características, alcaldes y gobernadores de ambos países tomaron sus propias medidas y restringieron la circulación en sus Estados. La realidad los respaldó: EEUU suma ya 54.122 casos con 750 muertes y Brasil registra 2.247 casos con 46 muertos.

Te puede interesar: Cómo encaró la crisis COVID-19 Alberto Fernández: panorama político y económico

Si bien en Argentina hay una concepción prácticamente unificada por oficialismo y oposición respecto a las medidas preventivas adoptadas hasta el momento en materia sanitaria, emergen ideas contrapuestas a la Administración Nacional en el plano económico-laboral.

Tal es el caso de Salta que, mientras el titular de Hacienda, Martín Guzmán, traza un programa económico de inyección monetaria a las capas populares y de sostenibilidad de empleo a los trabajadores formales tanto del sector público como del privado, su análogo local, Roberto Dib Ashur, desliza la posibilidad de que las empresas no paguen sueldos a sus empleados.

“El presidente de Brasil, Jaír Bolsonaro, había anunciado la autorización a las empresas a no pagar sueldos por cuatro meses a sus empleados, finalmente dio marcha atrás, pero puso en la mesa una discusión que se va a tener que dar en el futuro”, manifestó el ministro de Economía y Servicios Públicos en una entrevista a El Tribuno este martes.

**

Una de las actividades privadas que más trabajadores tiene la provincia es el Comercio, si no la que encabeza el podio. El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, César Guerrero, dijo que hoy por hoy son más de 10 mil los trabajadores del sector y que ante la situación de emergencia sanitaria se han suscitado adelantamiento de vacaciones y no así despidos.

Sobre el tema: Coronavirus: Las medidas que anunció el Gobierno para enfrentar el impacto económico

Ante la consulta de BUUFO sobre la frase de Dib Ashur y la posibilidad de que habiliten a empresas a no pagar sueldos, Guerrero afirmó que “no cree” que ni el gobierno nacional ni el provincial avancen en una medida similar a la de Bolsonaro y sostuvo que “sería irresponsable” aventurar en posturas a futuro.

El representante sindical también señaló que le preocupa el impacto que tendrá la paralización de la actividad en los empleadores privados y, por lo tanto, en los trabajadores. “Veremos que medidas económicas seguirá sacando el Gobierno Nacional para ayudar a estos sectores. Todo es muy dinámico, al punto de lo que hablamos hoy puede quedar sin efecto mañana”, afirmó Guerrero.

Otro de los rubros a tener en cuenta es el de la Minería. El presidente de la entidad que agrupa al sector en la provincia, Iván Gómez, dijo hoy a El Tribuno que quieren que la actividad sea contemplada como esencial y se les permita seguir funcionando. La justificación de Gómez radica en que ellos proveen la materia prima para la cadena productiva y que, por lo tanto, al paralizar el movimiento podría repercutir en otros sectores.

**

Según un informe del Ministerio de Trabajo de la Nación basado en datos a diciembre de 2019, la cantidad de trabajadores registrados en el país alcanzó a 12,144 millones. De ese universo, Salta aporta 117.400 trabajadores formales del sector privado.

La situación y evolución del trabajo registrado significó una caída de 0,3% a nivel nacional respecto al mismo mes del año anterior mientras que en Salta la reducción osciló el 0,7%. Como si fuera un espejo de ello, la informalidad laboral trepó a 50% según las últimas mediciones del Indec.

Situación y evolución del trabajo registrado – Ministerio de Trabajo de la Nación

¿Qué impacto social y económico tendría el no pago de salarios por parte del sector empresarial? ¿No se generaría el efecto contrario al caer el poder adquisitivo y con ello la demanda interna?

Desde luego que las medidas económicas son tan cambiantes como los resultados sanitarios. La certeza es un bien preciado del cual carecemos por el momento. Sólo podemos valernos de lo que transmitan quienes tienen la potestad de decidir sobre las mayorías y el contexto, y si bien Dib Ashur no anunció nada concreto, puso sobre el tapete una mirada que considera.

“En el mundo se están siguiendo tres esquemas para proteger a las sociedades en esta situación. Uno es el de hacer transferencias directas de ingreso. Otro es el de proteger al trabajo. Y otro es el de la extensión de los seguros de desempleo. Argentina es, quizás, el único país que está adoptando los tres modelos al mismo tiempo”, explicó Guzmán antes de anunciar la creación del Ingreso Familiar de Emergencia.

Volviendo al principio, Trump reculó y en las últimas horas la Casa Blanca y el Congreso de Estados Unidos acordaron un paquete económico de cerca de dos billones de dólares para inyectar a los bolsillos de los ciudadanos y librar préstamos para pequeñas y medianas empresas.

El proyecto de ley definitivo, según reconstruye El País, “ayudará a compensar el salario de los trabajadores despedidos durante cuatro meses, en lugar de tres, como establecía la propuesta inicial”. Todo lo contrario a lo que se baraja en el plano local.