Coronavirus: la ANMAT aprueba un respirador mecánico para pacientes

El Ciclador Automático fue diseñado y desarrollado por instituciones públicas y privadas de Santa Fe. Quienes están a cargo destacan que es de fácil manejo y no requiere aire comprimido.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) aprobó la fabricación de un respirador mecánico para pacientes con Covid-19 cuyo cuadro haya complicado la respiración. Éste fue diseñado y desarrollado en Santa Fe por la empresa Grupo Inbio SA, la Universidad Nacional de Rafaela y el Centro Tecnológico de esa ciudad.

El dispositivo, que automatiza el proceso manual de ventilar un paciente intubado con un resucitador, “cuenta con la ventaja de ser de fácil manejo y no requerir de aire comprimido”, destacó uno de los desarrolladores. “Ésta característica es muy importante para su uso en instalaciones de campaña o recursos de gases medicinales limitados”, agregó.

Según detalló Télam, a partid de la habilitación otorgada por la Anmat, el Ciclador Automático Resucitador para enfermos con coronavirus se podrá fabricar en Santa Fe y luego comercializarse en todo el territorio nacional.

Es vital que apoyemos este tipo de desarrollos tecnológicos para demandas específicas, estratégicas y con fuerte impacto en los grandes desafíos que tenemos en este nuevo contexto”, señaló Marina Baima, secretaria de Ciencia, Tecnología e Innovación local. Asimismo, destacó que “esto demuestra el éxito de nuestros científicos”.

De la misma manera lo hizo Guillermo Bernasconi, director técnico de la fábrica del Grupo Inbio, quien celebró por “el aporte que realizamos como bioingenieros, colaborando con el sistema de salud en esta difícil situación que estamos viviendo como sociedad”.

La automatización del ciclador permite al médico configurar esas variables en función de las necesidades puntuales del paciente y así sostener sus ciclo respiratorio”, explicaron los desarrolladores. Y agregaron que se trata de un dispositivo “que puede suplir algunas de las funciones de un respirador artificial convencional”.

Para llevar a cabo el ciclador se utilizaron elementos estándares ya aprobados para uso médico como mangueras y válvulas, con lo cual “no generan riesgo para el paciente”, indicaron.

Además del circuito en torno al paciente, hay un circuito electromecánico que “es el que permite la configuración de los parámetros por parte del médico y realiza el movimiento que comprime y expande un almacenador flexible”.

Es decir, “no hay interconexión entre las partes electromecánicas y el flujo de aire enviado al paciente”.

Instagram did not return a 200.