Con 9 de cada 10 casos, Salta es la capital de la salmonella

El 94% de las notificaciones por fiebre paratifoidea corresponde a salteños o personas que estuvieron en la provincia en un evento deportivo del cual participaron delegaciones de Jujuy, Tucumán, Catamarca, Formosa, Chaco y La Rioja.

Un informe del Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) advirtió que Salta concentra el 94% de los casos registrados de fiebre paratifoidea del país. El brote tuvo lugar en un evento deportivo interprovincial del cual participaron delegaciones de Catamarca, Chaco, Formosa, Jujuy, La Rioja y Tucumán.

Luego del mencionado encuentro deportivo se registraron 1.427 notificaciones al sistema de salud, tras lo cual se realizó una investigación conjunta por las autoridades sanitarias de cada provincia y de la Nación. Del total, 9 de cada 10 corresponden a personas oriundas de Salta o con antecedente de viaje.

«Entre los asistentes se identificó un brote de fiebre entérica, identificándose Salmonella Paratyphi B en los aislamientos disponibles. El evento incluyó a jugadores, entrenadores y familiares«, informaron.

Por ejemplo, el Ministerio de Salud de Jujuy reportó que de 257 personas que habían viajado a Salta, 89 presentaron fiebre, malestar abdominal, diarrea acuosa, vómitos, estreñimiento, entre otras afecciones.

Sobre la distribución de los casos en la provincia, el SNVS indico que el 80% pertenece a la Capital, mientras que el departamento Cerrillos aporta el 5,7%, luego viene Rosario de Lerma con el 5,5% y finalmente Chicoana con el 1,8% de los casos.

Respecto a la población más afectada, el informe da cuenta que la mayoría de los casos fueron detectados en personas que tienen menos de 15 años. «Se identificaron 247 personas sintomáticas
de 565 entrevistados y 21 personas requirieron internación con diferentes cuadros clínicos (síndrome febril prolongado, sepsis, deshidratación, hepatitis)», detallaron desde el SNVS.

Durante 2020 se registraron en Salta más de 700 casos, mientras que en el 2021 la cifra fue superada en apenas dos meses: en febrero se notificaron 508 casos sospechosos, de los cuales se confirmó un total de 356 casos. Como en la actualidad, los más perjudicados fueron niños y niñas de hasta 9 años y el 81% de los casos se reportaron en la Capital.

La fiebre paratifoidea es una enfermedad bacteriana producida por la Salmonella Typhi que se caracteriza por comienzo insidioso con fiebre y puede acompañarse de signos y síntomas específicos tales como trastornos digestivos (dolor abdominal, estreñimiento o diarrea, vómitos), cefalea, malestar general, cansancio, tos no productiva y/o hepatoesplenomegalia.

Esta enfermedad se transmite por vía fecal-oral, a través de agua y alimentos contaminados con heces u orina de enfermos o de portadores; de persona a persona; por medio de las moscas y las cucarachas, que son vectores, y en menor medida, por contacto directo con animales.

Respecto a los síntomas, puede presentarse erupción en la piel y producirse una disociación entre el pulso y la temperatura del cuerpo. Asimismo, fuentes gubernamentales explican que el cuadro clínico varía de formas leves a graves y el periodo de incubación es de tres días a tres meses, aunque con límites de una a tres semanas.

“Se recomienda a todos los equipos de salud fortalecer la sospecha clínico-epidemiológica de fiebre paratifoidea en personas que cumplan con la definición de caso, el diagnóstico oportuno y tratamiento adecuado de los casos, las acciones de investigación tendientes a identificar y controlar las posibles fuentes y sensibilizar a la población sobre las medidas para prevenir la enfermedad así como para la alerta temprana y consulta ante la aparición de los síntomas”, señalaron desde Nación.

Además, recomendaron:

  • Lavarse las manos: con agua y jabón, después de ir al baño, cambiar pañales o estar en contacto con
    animales o sus heces, y antes de preparar y/o consumir alimentos.
  • Consumo de frutas y verduras: utilizar una fuente de agua segura para riego de cultivos y el lavado
    minucioso previo al consumo, especialmente las que se vayan a consumir crudas. Evitar el uso de abono
    no tratado, y el ingreso de animales a las zonas de huerta.
  • Alimentos listos para el consumo: Adquirir alimentos de este tipo en comercios habilitados y
    extremar los cuidados en la manipulación de los mismos ya que no serán sometidos a un proceso
    posterior de cocción antes de ser consumidos.
  • Control de plagas: evitar la presencia de vectores en las áreas de elaboración y consumo de alimentos, mediante la utilización de barreras físicas (telas mosquiteras, rejillas en desagües, etc.) y el
    adecuado manejo de residuos.
  • Cocinar adecuadamente pescados y mariscos.
  • Disponer de un adecuado tratamiento de excretas.
  • Consultar en forma temprana ante la presencia de síntomas: Ante la aparición de fiebre alta (>38°)
    de al menos tres días de evolución, mal estado general con o sin diarrea, dolor abdominal, constipación, consultar al servicio de salud.
  • Colaborar con la investigación epidemiológica: es necesario entrevistar a las personas con síntomas y antecedentes epidemiológicos para investigar la posible fuente de infección y poder controlarla para que no se produzcan nuevos casos, por lo cual es muy importante que las personas afectadas colaboren con la entrevista epidemiológica.
Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.