Avanza el desarrollo de la vacuna nacional «ARVAC-Cecilia Grierson»

La mesa interministerial se reunió en la Universidad Nacional de San Martín para analizar los avances del biológico nacional para combatir la Covid-19. «Se trata ubicar al Estado en un rol presente y rector”, aseguró la ministra de Salud.

La ministra Carla Vizzotti (Salud) y sus pares Daniel Filmus (Ciencia, Tecnología e Innovación) y Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) visitaron los laboratorios del Instituto de Investigaciones Biotecnológicas (IIB-INTECH) de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) para conocer los avances de la vacuna de producción nacional «ARVAC-Cecilia Grierson».

“Estamos trabajando en un seguimiento interministerial por instrucción del Presidente para avanzar lo más rápidamente en la disponibilidad de una vacuna argentina contra la COVID-19 para así poder dar respuesta a las estrategias de refuerzo y además tener una herramienta que amplíe este desafío a todas las vacunas, tratamientos e innovaciones tecnológicas. En este sentido, se trata ubicar al Estado en un rol presente y rector”, explicó Vizzotti.

Por su parte, Filmus aseguró que la recorrida sirvió para «conocer los avances que está teniendo la vacuna que terminará a fin de 2021 con los estudios preclínicos y comenzar en el 2022 con los estudios de fase 1, 2 y 3«. «Esperamos que el desarrollo permita con el aporte del Estado y la articulación con el sector privado, poder a fines de 2022, principio de 2023, escalar la producción para tener la vacuna nacional», agregó.

La vacuna “ARVAC-Cecilia Grierson” que está desarrollando la UNSAM con participación del CONICET y el Laboratorio Cassará se encuentra en el paso del laboratorio a la industria en un trabajo de codesarrollo con la empresa.

Además, según detallaron fuentes oficiales, el conjunto de capacidades científicas de la UNSAM-CONICET y las del laboratorio privado logró producir la vacuna con buenas prácticas de manufactura, la cual en las pruebas preclínicas en el laboratorio mostró ser eficaz frente al virus y ahora se están terminando los ensayos toxicológicos.

Estos ensayos se hacen en el Centro de Medicina Comparada (CMC) de la Universidad del Litoral (UNL). Una vez concluidos, se enviarán a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) los protocolos del ensayo de Fase 1 para su validación. Tras ser aprobados, se iniciará la Fase 1 durante el mes de enero de 2022. Las fases clínicas tienen tres etapas: en la primera, se evalúa la seguridad de la vacuna en un grupo reducido de personas; en las fases 2 y 3 se escala a grupos más numerosos de voluntarios.

La vacuna “ARVAC-Cecilia Grierson” está pensada como una vacuna de refuerzo para personas que hayan recibido el esquema completo de otras vacunas y cuya respuesta inmune empieza a bajar luego de un período superior a seis meses y también como vacuna de primovacunación.

La fórmula se basa en proteínas recombinantes, una tecnología similar a la usada en la vacuna de la Hepatitis B o el VPH. Algunas de sus ventajas son mayor estabilidad, evitar sistemas de conservación que depende de ultrafreezers, fácil distribución en territorio nacional, y eficaz frente a nuevas variantes de COVID-19.

La Mesa Interministerial para la Investigación, Desarrollo y Producción de Vacunas, Tratamientos, Diagnóstico y Otras Tecnologías Sanitarias –integrada por las carteras de Salud, de Desarrollo Productivo y de Ciencia, Tecnología e Innovación- tiene como finalidad establecer el marco estratégico para la construcción de la política nacional para la investigación, desarrollo y producción de nuevas tecnologías para el diagnóstico, tratamiento y control del SARS-COV-2, así como de otras tecnologías sanitarias, con la finalidad de optimizar los recursos y fortalecer la articulación de los ministerios con competencia en la materia.

Durante la recorrida también estuvieron presentes el rector de la Universidad, Carlos Greco; la líder del proyecto e investigadora del CONICET, Juliana Cassataro; y el equipo de investigadoras, investigadores, becarias y becarios que participan del desarrollo. En tanto, en representación del laboratorio “Pablo Cassará” -socio privado que se sumó para posibilitar el desarrollo de las fase clínica-, estuvo Jorge Cassará.

Instagram did not return a 200.