Atentado a CFK: la Jueza denunció la pérdida de información de un celular clave

Se trata del teléfono de Fernando Sabag Montiel, el hombre detenido por intentar asesinar a la Vicepresidenta. Capuchetti impulsó la acción luego de obtener los resultados de un informe sobre los procedimientos de extracción de datos del aparato.

Una de las críticas de la querella de Cristina Fernández de Kirchner en la investigación por el intento de asesinato en su contra gira en torno a la pérdida de información del teléfono de Fernando Sabag Montiel, el hombre detenido tras gatillarle un arma a la vicepresidenta.

Sucede que, horas después de que Sabag Montiel fuera detenido en la noche del 1° de septiembre, su celular fue reseteado de fábrica. Así lo detectaron en oficinas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) al intentar extraer información que aporte esclarecimiento a la causa.

El aparato fue llevado en un auto de custodia de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y llegó en un sobre abierto, encendido y sin un oficio que explicara el procedimiento previo, en el cual participaron, además de la PSA, efectivos de la Policía Federal Argentina.

Ahora la jueza Capuchetti presentó una denuncia para que se investiguen las eventuales responsabilidades penales de quienes manipularon el teléfono de Sabag Montiel. Lo hizo luego de haber recibido los resultados de “la pericia de la pericia”, el informe de la Gendarmería Nacional sobre los procedimientos de extracción de datos del celular.

Foto: Victoria Egurza.

El informe en cuestión señala que la extracción que intentaron en la PFA “fue realizada de manera deficiente al no tomar los recaudos pertinentes respecto a su debida preservación/resguardo”.

Asimismo, indica que pudieron determinar fecha y marco de tiempo “en que el equipo ‘teléfono sabag’ fue restablecido a valores de fábrica, siendo la misma ’00:19:26’ hora local del día 03 de septiembre de 2022”, cuando el celular ya estaba en la PSA.

Finalmente, en el análisis de los expertos se advierte que el teléfono “presentaba configuraciones avanzadas de un usuario con conocimientos”, es decir que estaba preparado para obstaculizar la extracción de información.

El informe lleva la firma de peritos de la Gendarmería, segundo comandante Mario Tapia y primer alférez Francisco Pardo; el ingeniero Nicolás Sanguinetti, jefe de los laboratorios de informática de la DATIP (Dirección de Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal), que depende del Ministerio Público Fiscal, y el licenciado Tomás Barbieri, perito designado por Cristina Kirchner.

Facebook Comments Box
Instagram did not return a 200.