Argentina votó en contra de Venezuela y eligió ser el patio trasero de los EE.UU

Maduro saluda marcha de estudiantes - Foto Sputnik Mundo

Por Carlos Arturo Holmquist*

La mayoría del pueblo argentino repudia la acción del gobierno dirigido por Alberto Fernández ante la ONU. El pueblo argentino debe de manifestarse públicamente en contra del voto reaccionario, en contra del pueblo y del gobierno constitucional de Venezuela.

Fernández, inmerso en un profundo sub-mundo de extremas contradicciones y en sintonía con Felipe Solá, responsable de nuestra Cancillería, más la anuencia del Embajador ante la ONU Federico Villegas que en definitiva es el que levanto la mano, fijó posición del gobierno argentino condenando al pueblo y al gobierno venezolano.

Si bien es cierto que a través de la Cancillería la Argentina expone al mundo nuestras ideas políticas como Estado-Nación, sobre múltiples temas, no es menos cierto que gran parte del pueblo argentino, no sólo no avala sino que repudia enérgicamente lo ocurrido contra el gobierno democrático de Nicolás Maduro.

Esta acción falaz del gobierno argentino, está montada, direccionada, urdida, promovida por el Departamento de Estado del Imperialismo Norteamericano, con el único fin desestabilizar al gobierno de la Revolución Bolivariana de Venezuela.

El alfil utilizado por los EE.UU para promover el ataque hacia el pueblo venezolano y sus instituciones fue la médica chilena Michelle Bachelet Jeria, dos veces presidenta del país trasandino. Se me viene a la memoria que no existe discurso ni escrito alguno de  Bachelet revindicando en cada 11 de septiembre al gobierno de la Unidad Popular ni mucho menos de la figura del asesinado, nuestro Presidente Latinoamericano Salvador “Chicho” Allende, con lo cual es inconcebible que esta ex mandataria hable muy suelta de cuerpo de violaciones de los DDHH en Venezuela cuando ella ha sufrido en carne propia de lo que esto significa. Su padre, el Brigadier General de la Fuerza Aérea de Chile, Alberto Bachellet, fue detenido y luego murió en prisión durante la dictadura pinochetista; y ella tuvo que vivir en la clandestinidad hasta que fue detenida y enviada al exilio.

Como es posible que Michelle Bachelet desde Panamá visualice que no se respetan los DDHH en Venezuela, ya que ni ella o algunos de sus asesores puso un pie en el país caribeño. La falsa acusación parte de un protocolo realizado en Panamá, que lleva por nombre “Misión de Determinación de Hechos”, así lo denuncian varios escritos, entre ellos el de Carlos Aznárez publicado en Resumen Latinoamericano del 06/10/2020, donde queda claro que dicho informe se realiza con información sacada de la las redes sociales y páginas de Internet.

Siguiendo el criterio utilizado para perseguir y denunciar al gobierno Nicolás Maduro Moros, como es que desde Ginebra,  Bachelet no visualiza lo que en materia de violación de los DDHH ocurre en su país, bajo el gobierno represor de Sebastián Piñera, donde casi 400 chilenas/os perdieron sus ojos porque los represores disparan con armas “no letales” directamente al rostro de las personas. Cómo es que el alto comisionado de la ONU no esté enterada que el tres de octubre de 2020, un carabinero deliberadamente empuja a un joven manifestante desde el puente del Rio Mapocho.

Queremos recordarle a la médica Michelle Bachellet que está ocupando un alto cargo para defender la integridad, el respeto y la vida de millones de mujeres y varones en el mundo, pero no lo haga de forma maliciosa, encomendada, malintencionada, dirigida, por el campeón mundial de la mentira, no lo haga desde el pensamiento político del gobierno terrorista que representan los Estados Unidos de Norteamérica, hágalo, sí, desde su conciencia, desde su respeto a la autodeterminación de los pueblos, gánese el empoderamiento del mundo actuando con dignidad y conciencia.

Palabras finales para con el gobierno argentino.

Aparecer, coincidir, votar en conjunto con países como Brasil, Chile, Perú indica que en la práctica real y concreta el grupo de Lima funciona a la perfección, y no es como declara Alberto Fernández que Argentina permanece en el grupo de Lima a solo efectos que escuchen nuestras críticas.

El gobierno argentino o parte de él, con la vergonzante y reaccionaria posición de votar en contra de Venezuela puso a nuestro pueblo de rodillas ante el Imperialismo, luego podrán argumentar lo que les plazca, pero el hecho concreto así lo indica.

Con la clásica marea de contradicciones con que Alberto Fernández es conocido llamara a Caracas para explicar lo inexplicable, sostiene que el voto no fue contra Venezuela. ¿Contra quién fue?

Realice lo que realice el gobierno argentino, el mundo sabe que lo cometido en la ONU trajo serias desavenencias entre tibios y menos tibios, el kirchnerismo ya retiró soldados como Alicia Castro, quien no será embajadora en Rusia por no coincidir con la política internacional del Ejecutivo argentino.

Y para cerrar, preguntamos porque no creemos en las casualidades, pero sí y mucho, en las causalidades, cuando el FMI está llegando a la Argentina: ¿La votación y sometimiento a los EE.UU tiene algo que ver con esto? Disculpe, Alberto Fernández, sólo es una pregunta.

*Estudiante de la Licenciatura en Historia- Militante Popular

Instagram did not return a 200.