Argentina expresó su preocupación por el conflicto entre Israel y Palestina

Se agrava conflicto Israel-Palestina - Foto: El periódico

Cancillería advirtió por «el uso desproporcionado de la fuerza por parte de las unidades de seguridad israelíes». Alberto Fernández ratifica posición de la ONU. ¿Qué sucede en Medio Oriente?

La comunidad internacional mira con estupor la escalada de violencia entre Israel y Palestina. En los últimos días se produjeron bombardeos y enfrentamientos sangrientos con numerosas víctimas civiles. Al menos doce niñas y niños palestinos han muerto. Por tal motivo, la Cancillería Argentina ha expresado su «honda preocupación por el dramático agravamiento de la situación» en Medio Oriente.

A través de un comunicado, el organismo a cargo de Felipe Solá advirtió por «el uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes ante protestas por posibles desalojos de familias palestinas de sus hogares en los barrios de Sheikh Jarrah y Silwan, así como por la respuesta a través del lanzamiento de misiles y artefactos incendiarios desde la Franja de Gaza».

«La Argentina insta a todos los actores a respetar plenamente sus obligaciones de conformidad con el derecho internacional, evitar acciones y declaraciones que escalen aún más la situación, y a proteger y respetar los derechos de las poblaciones civiles afectadas«, agregó el comunicado oficial, tras lo cual pide aunar esfuerzos internacionales «para establecer un cese del fuego inmediato y duradero, como primer paso para la búsqueda de una convivencia pacífica para todos a través del diálogo».

El presidente Alberto Fernández, por su parte, ratificó la posición de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Al ser consultado sobre el conflicto en Medio Oriente por la prensa, desde su gira por Europa, el mandatario argentino dijo: «Nosotros leímos el comunicado de la ONU, y sobre su posición internacional escribimos la nuestra«.

Si bien la tensa relación entre israelíes y palestinos es de larga data, el fuego cruzado de las últimas horas tuvo lugar luego de que un tribunal de Israel ordenara el desalojo de 28 familias palestinas que viven desde hace décadas en Sheij Jarrah, un pequeño distrito de Jerusalén Este, y las fuerzas de ese país reprimieran más tarde el reclamo.

«Las familias palestinas recibieron alojamiento en este distrito en 1956, tras huir de Jerusalén Oeste. Jordania, que en aquel entonces ejercía el control sobre Cisjordania, alojó a los refugiados palestinos en la zona, pero no les dio documentos que confirmaran su derecho a las viviendas. Como consecuencia, décadas después Israel, que ahora controla grandes territorios de Cisjordania, usa este pretexto para expulsar a los palestinos de sus casas«, explica el reportero internacional Denis Lukyanov en Sputnik Mundo.

A raíz de ello, el movimiento islamita Hamás atacó territorio israeí. La respuesta no tardó en llegar: Israel bombardeó la Franja de Gaza y mató unas 20 personas, incluidos niños. El Hamás replicó el ataque contra Tel Aviv. La situación es realmente preocupante.

Instagram did not return a 200.