Argentina cuenta con una nueva Ley de Oncopediatría: prevé cobertura integral y asistencia económica

El Senado aprobó la ley que crea el «Programa Nacional de Cuidado Integral del Niño, Niña y Adolescente con Cáncer» y otorga una asistencia económica a familias vulnerables. También dispone una cobertura en relación a la vivienda y obliga a las provincias a diseñar políticas que garanticen la educación de pacientes.

Foto: Senado

El Senado de la Nación aprobó por unanimidad (64 votos positivos) la Ley de Oncopediatría que prevé un abordaje integral a niños, niñas y adolescentes que tienen cáncer y que, además, dispone una asistencia económica estatal para que familias de escasos recursos sigan el tratamiento.

Así, la normativa obliga a las obras sociales y prepagas a dar una cobertura total para la atención de pacientes en las prácticas de prevención, promoción, diagnóstico, terapéutica y todas aquellas tecnologías que pudieran estar directa o indirectamente relacionadas con el diagnóstico oncológico.

La iniciativa busca reducir la morbimortalidad por esta enfermedad y garantizar los derechos de quienes la padecen. La autoridad de aplicación será el Instituto Nacional del Cáncer, que deberá otorgar una credencial a pacientes inscriptos en el Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino.

«En Argentina aproximadamente 1.500 niños reciben por año el diagnóstico de cáncer. En los últimos 20 años la Argentina ha tenido cerca de 30 mil niños con cáncer«, explicó el senador tucumano que preside la Comisión de Salud, Pablo Yedlin.

Y continuó explicando que «la primera causa clara de cáncer infantil son las leucemias; la segunda, los tumores del sistema nervioso central; y la tercera, los linfomas«. Un 80% se atiende en hospitales públicos y el 50% debe emigrar de su lugar de origen, pues en sus localidades no cuenta con un sistema de salud acorde.

El monto asignado para la asistencia económica del Estado Nacional es equivalente al monto de la Asignación Universal por Hijo con discapacidad y durará el plazo del tratamiento. Alcanza a progenitores o representantes legales que se encuentren desempleados y no cuenten con ningún otro beneficio de carácter previsdional.

Imagen
Madres de niños/as que tuvieron o tienen cáncer celebran la aprobación de la ley – Foto: Senado

Para las familias en situación de vulnerabilidad social la autoridad de aplicación deberá promover la adopción de planes y medidas que faciliten «el acceso a una vivienda adecuada o la adaptación de la vivienda familiar a las exigencias que su condición les demande».

Si el tratamiento es a más de 100 kilómetros de donde viven, se buscará garantizar a la familia el acceso a un subsidio habitacional para cubrir los gastos de locación de vivienda durante el plazo que dure el tratamiento.

Quienes estén a cargo de pacientes podrán tener licencias especiales para acompañarlos en los estudios, rehabilitaciones y tratamientos inherentes a la recuperación. Esto no podrá ser causal de pérdida de presentismo o despido de su fuente de trabajo.

«Durante la licencia el/la trabajador/a percibirá de la Administración Nacional de la Seguridad Social, las asignaciones correspondientes y una suma igual a la retribución que le corresponda al período de licencia, de conformidad con las exigencias y demás requisitos que prevean las reglamentaciones respectivas», dice el texto.

Finalmente la nueva ley señala que las provincias y la autoridad de aplicación deberán diseñar y ejecutar políticas que garanticen el acceso a la educación a niños, niñas y adolescentes con cáncer.

About Post Author

Instagram did not return a 200.