Antes de las elecciones, agravan la condena a Milagro Sala por una causa de 2009

El Poder Judicial de Jujuy le impuso la pena de tres años y seis meses por un escrache a huevazos contra el hoy gobernador Gerardo Morales. Desde Nacíón aseguran que Sala es una presa política.

A días de las elecciones en Jujuy, el Tribunal Oral Federal Nº 1 de esa provincia condenó a la dirigente social Milagro Sala a la pena de tres años y seis meses de prisión por los delitos de «amenazas coactivas y daño agravado» en contra del gobernador Gerardo Morales.

Se trata de una causa que se inició en 2009, cuando el dirigente radical- por ese entonces Senador- fue escrachado a huevazos en el Consejo de Ciencias Económicas antes de brindar una charla. Según la denuncia de Morales, recibió agresiones y amenazas por parte de la líder de la Tupac Amaru, a pesar de que Sala no participó.

En la misma causa fue condenada a igual pena María Graciela López, mientras que Ramón Gustavo Salvatierra fue condenado a dos años y un mes de prisión. Sólo en este último caso la ejecución de la pena quedó en suspenso.

Cabe recordar que en 2017 el mismo Tribunal Federal- integrado por los jueces María Alejandra Cataldi, Marta Liliana Snopek y Mario Héctor Juárez Almaraz– había condenado a Sala a tres años de prisión como instigadora del delito de daño agravado; sin embargo, fue sobreseída por el delito de amenazas endilgado por Morales.

No obstante, el Gobernador apeló el fallo y la Cámara de Casación– con los votos de los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani— le ordenó al Tribunal Oral Federal que reviera el sobreseimiento por las amenazas coactivas. Ahora se le dictó una pena mayor, puesto que se le suman seis meses de prisión respecto a la condena anterior.

Milagro Sala, quien cumple con prisión domiciliaria, podrá apelar el fallo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. «El fallo es completamente ilegal en tanto se dicta en una causa que está prescripta. Esta condena en ningún caso puede tener efecto«, sostuvo el abogado de Sala, Marcos Aldazabal, en diálogo con Página 12.

Tras la resolución judicial, el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, sostuvo que el Poder Judicial de Jujuy compromete al Estado Argentino ante organismos internacionales. «Argentina está sometida a la Corte Interamericana y tiene la obligación de proteger la integridad física y psíquica de Milagro por una medida del tribunal regional», agregó.

«Milagro Sala es una presa política del gobierno de Jujuy. La intromisión del poder político en causas judiciales hace mucho daño y lo diremos siempre, por convicción y en defensa de la democracia. Jamás por ventajas de ocasión.», señaló Elizabeth Gómez Alcorta, ex defensora de Sala y hoy ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, a quien cuestionaron por la demora en su posición pública.

La causa de 2009 fue reavivada con la llegada de Morales al Ejecutivo jujeño. Además, en los últimos días, el Servicio Penitenciario buscó a Sala de su casa con ithakas para que se presente ante el TOF para conocer una nueva imputación en su contra, sin siquiera haber recibido una notificación para ver a sus abogados.

Instagram did not return a 200.