Anta: detienen al excomisario Mamaní por intentar voltear investigación en su contra

El ex comisario Walter Mamaní, la "joyita" de la Policía, y la fiscal Simensen de Bielke - Foto Profesional FM

El ex jefe policial está acusado de perseguir a los tiros y torturar a un joven en Apolinario Saravia. La Fiscalía pidió la detención porque intentó manipular la investigación. Es el mismo que encontró los proyectiles en el crimen de las francesas. Lo reemplaza otra joyita.

La fiscal penal Verónica Simesen de Bielke pidió la detención del excomisario Walter Mamaní y de los cuatro policías imputados por el delito de abuso de armas agravado, privación ilegítima de la libertad, falsedad ideológica y vejaciones agravadas.

Se trata de los policías de la subcomisaría de El Dorado que fueron denunciados por un joven de Apolinario Saravia a quien persiguieron a los tiros y detuvieron con la excusa de que había intentado atropellar a los efectivos para eludir un control. Luego, lo torturaron.

Para sorpresa de pocos, una cámara del NIDO reveló que Luciano Diez nunca había incurrido en esas maniobras- conducía despacio- y que, por el contrario, los efectivos dispararon al menos cuatro veces para amedrentarlo.

No conforme con las pruebas en su contra, el ex comisario Mamaní intentó voltear la investigación: se presentó en el domicilio de la víctima y dobló la chapa patente del vehículo. En el vídeo que difundió la familia de Diez también se ve cómo otro policía pone las manos encima del capot del auto.

Las hipótesis que podrían surgir son dos: que quiso manipular la patente para respaldar sus declaraciones de la supuesta embestida y, con ello, asentar las huellas de “su gente”; o bien fabricar una excusa para la alocada persecución que desató aquélla madrugada.

A raíz de ello, la titular de la Fiscalía de Derechos Humanos libró la orden de detención al Juzgado de Garantías de Joaquín V. González. “Es una clara maniobra de un entorpecimiento de una investigación”, explicó Simensen de Bielke en el programa Sapo de Otro Pozo (FM Noticias 88.1).

Según precisó la fiscal, al momento de librar la orden de detención cuatro de los azules imputados estaban en Joaquín Víctor González y Mamaní en la capital provincial. De hecho, dijo que se presentó el abogado del ex comisario y manifestó que se pondría a disposición del Juez.

Antecedentes

El oficial Mamaní, hoy apartado de la fuerza, fue quien «encontró» los proyectiles con los que supuestamente se asesinó a las jóvenes francesas Cassandre Bouvier y Houria Moumni en 2011, halladas en la Quebrada de San Lorenzo.

El por entonces jefe de la Brigada de Investigaciones de la Policía, Néstor Píccolo, sugirió en un informe que esos proyectiles podrían haber sido colocados en el lugares. El abogado Marcelo Arancibia, defensor de Daniel Vilte Laxi, leyó el estudio en Tribunales, pero Mamaní adujo que no tenía conocimientos de ese informe. Sorpresivamente, Píccolo se suicidó apenas tiempo después, según su pareja, por las presiones del poder político.

Sale uno, entra otro

Con la salida de Mamaní se generaron expectativas de que algo cambie en el interior provincial. Pero no fue así. Resulta que su reemplazo en la subcomisaría de El Dorado, Arnaldo Vera Luna, tiene denuncias por acoso sexual y hostigamiento laboral.

Según publicó Cuarto Poder, en marzo de este año, la sargento ayudante Sara Cuellar y la suboficial Fanny Echalar denunciaron a Vera Luna, quien en la base operativa Taranto del Sistema de Emergencias 911 violentó a las mujeres con gestos obscenos y propuestas sexuales.

En ese texto se reconstruye que todo comenzó cuando las denunciantes cuestionaron la falta de rendición de un bono contribución que habían vendido tiempo atrás para recaudar fondos; pero que las autoridades declararon un exiguo monto. Allí comenzó el hostigamiento.

Facebook Comments
Instagram did not return a 200.