Alejandro Dolina: “Regalo todas las cervezas de mi vida con tal de que no se muera nadie”

El escritor y conductor del célebre programa radial “La venganza será terrible” reflexionó acerca de los tiempos para pensar que creó la pandemia y cuestionó a quienes se quejan del aislamiento: son “frustraciones personales de pequeños burgueses”.

Alejandro Dolina, cuyo proyecto de vida en estos tiempos es, según definió, el no contagiarse, con lo cual es “un proyecto humilde que consiste en sobrevivir”, ratificó el aislamiento social que lleva adelante para evitar contraer coronavirus. El escritor y conductor del célebre programa La venganza será terrible reflexionó acerca de los tiempos para pensar que han nacido con la pandemia a raíz de la reducción en la participación de la sociedad del consumo. “No siempre es una buena noticia la tranquilidad, la posibilidad de la meditación: a veces conduce a habitaciones a las que uno no quisiera visitar”, consideró Dolina en el programa televisivo Animales Sueltos.

Luego de afirmar que no hay nada positivo en la pandemia, al ser consultado por el periodista Luis Novaresio acerca de si extraña el contacto físico, Dolina respondió: “Sí, pero al lado de la gente que se muere, me parece un pecado extrañar esa bagatelas. Digo ‘sí, bueno, cómo extraño jugar al fútbol o tomar cervezas con mis amigos’. Yo le regalo todas las cervezas de mi vida con tal de que no se muera nadie. Eso es el sufrimiento: perder un ser querido, morirse uno, enfermarse uno, desaparecer como tantos amigos y conocidos que se han muerto. Bueno, ese es el asunto”.

Al lado de la gente que se muere, me parece un pecado extrañar esa bagatelas del fútbol o las cervezas con amigos

Luego, el escritor de “El fantasma” u otras obras de gran aporte filosófico y literario, consideró que lo de aquellas personas que dicen frases tales como “‘qué angustia, me siento frustrado por mi libertad, no tengo posibilidad de decidir’”, revelan “frustraciones personales de pequeños burgueses”. Asimismo, señaló que el “encierro” es una falsedad ya que no se condice con la realidad, en la que cada uno hace lo que quiere dada las flexibiliaciones alcanzadas.

El conductor de la señal televisiva América puso en debate una apreciación referida a que “todos nos vamos a morir”, “con o sin virus”, tras lo cual Dolina interrumpió: “Bueno, pero si usted dice que todos nos vamos a morir, entonces ¿Qué hacemos? Si la respuesta a la pandemia es ‘bueno, de algo hay que morir, entonces ¿A qué esperar ante las barreras bajas (del tren) si de todos modos nos vamos a morir, a qué respetar los semáforos, a qué viajar a una velocidad razonable, a qué hacer una vida sana si de todos modos te vas a morir? Bueno, esa especie de fatalismo es medio terrible”.

El asunto es cuidarse uno y cuidar a los demás lo mejor que uno pueda. Es evidente que no se puede hacer una cuarentena completa y cerrada porque eso también produce grandes daños. Pero lo que sí se puede hacer es tener un poco de conciencia, cuidarnos lo más que podamos a nosotros y a los demás. Nada más. No es tan difícil”, agregó Dolina.

Por su parte, el entrevistado propuso a Novaresio pensar que “la vida no es otra cosa que una continua dilación”. “Nosotros somos la dilación”, dijo, y consideró que “evitar la pandemia es una mera dilación” con lo cual “nuestra vida es una dilación”. “Es una espera y tratamos de hacerla lo más larga posible. De eso se trata, ¿no?”, sintetizó.

“La espera de la muerte es una espera al revés, porque es una desesperanza más que una esperanza. Mientras que cuando uno espera al ser amado está apurado porque llegue, la otra espera esta dilación tratando de que no llegue nunca”, sostuvo Dolina, y adelantó que está terminando de escribir un libro y espera lanzar próximamente otro streaming cuyo tema es la “libertad en un sentido de perplejidad”.

Instagram did not return a 200.