AF pidió paz en Ucrania y modificar el esquema financiero mundial

El Presidente, que participa del G7 en Alemania, llevó los reclamos de «la periferia» y celebró el debate sobre «impuestos que corrijan la concentración del ingreso». También le dijo a Boris Johnson que no avanzará en negociaciones sin antes reanudar diálogo por Malvinas.

Argentina participa de la cumbre del G7 que reúne a las economías más poderosas del mundo: Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, Canadá, Italia, Francia y Japón. El país fue invitado por el canciller alemán Olaf Scholz, siendo la única Nación sudamericana presente.

En su primer discurso Alberto Fernández se refirió a la guerra entre Rusia y Ucrania: pidió un «pleno apego a todos los principios del multilateralismo» para alcanzar «la solución pacífica de las controversias y en el pleno respeto de los derechos humanos».

«Tomemos ya la iniciativa en procura de la paz. Hagámoslo antes de que sea demasiado tarde (…). Los mares están militarizados. La guerra que promueve el gasto en armamentos en detrimento de la inversión en proteínas, salud o educación que tanto necesita la humanidad«, añadió AF.

Según reconstruye el periodista Lucas González Monte de la agencia estatal Télam, Fernández además celebró los debates en el mundo sobre «impuestos que corrijan la concenctración del ingreso» que se han ido impulsando durante la crisis de la pandemia Covid-19.

Fernndez seal que su presencia en el G7 es en representacin de la Argentina pero tambin en su calidad de presidente pro tempore de la CELAC Foto Presidencia
Fernández señaló que su presencia en el G7 es en representación de la Argentina pero también en su calidad de presidente pro tempore de la CELAC. Foto: Presidencia

Por su parte, el Jefe de Estado argentino advirtió que el conflicto bélico al este europeo dio lugar a una «escalada de los precios que pone en riesgo la seguridad alimentaria de la humanidad» y, al mismo tiempo, «vuelven a asomar los especuladores financieros que contaminan el comercio de materias primas».

«Es necesario evitar las barreras proteccionistas y para arancelarias para la comercialización de alimentos«, sostuvo Fernández, al tiempo que advirtió que si la crisis se prolonga habrá una hambruna que afectará a más de 300 millones de personas en el mundo.

Tras recordar el aniversario número 75 del Plan Marshall, un paquete económico para que Europa se recuperara de la Segunda Guerra Mundial, el mandatario argentino señaló: «En América Latina y el Caribe no soñamos con un nuevo Plan Marshal. Nunca tuvimos uno. Pero soñamos con un nuevo orden internacional donde los esfuerzos se equilibren y las ventajas se distribuyan con criterios de equidad«, añadió.

Así fue que Fernández expuso sobre los Derechos Especiales de Giro (DEGs) del Fondo Monetario Internacional; fondos que la Argentina no pudo utilizar para la reconstrucción pospandémica ya que debió pagar los intereses de la deuda adquirida con el FMI por el gobierno de Mauricio Macri. En igual sentido exigió revisar los sobrecargos que exige el organismo multilateral ante la crisis internacional que se vive.

En otro orden, Fernández mantuvo un encuentro con el primer ministro británico Boris Johnson, a quien le transmitió que no existe posibilidad de avanzar en acuerdos económicos entre ambos países mientras no se reanude la negociación por la soberanía de las islas Malvinas que ocupa ilegalmente el Reino Unido.

«Jonhson me agradeció la participación en el G7 y escuchó las particularidades de la posición argentina sobre Ucrania. Pero en un momento le dije: ‘Quiero ser honesto con usted, es difícil que nos podamos sentar a hablar de otros temas sin sentarnos a hablar de Malvinas'», relató el titular del Ejecutivo Nacional ante la prensa argentina.

Dicho encuentro tuvo lugar luego de que el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas instara a reanudar las negociaciones por la soberanía de las Islas Malvinas que el Reino Unido ocupa ilegalmente.

About Post Author

Instagram did not return a 200.