Absuelven a los dos acusados por el crimen de Jimena Salas

Sergio Vargas, acusado de participar en el asesinato, y Nicolás Cajal Gauffín, pareja de la víctima imputado por encubrimiento, fueron beneficiados por la falta de pruebas recogidas por el MPF.

La investigación de los fiscales Ramiro Ramos Ossorio, Ana Inés Salinas Odorisio y Gustavo Torres Rubelt por el brutal asesinato de Jimena Beatriz Salas acaba de recibir un duro revés que la llevó prácticamente a enero de 2017, el fatídico día en que la mujer era acribillada de unas 41 puñaladas en su domicilio del municipio Vaqueros.

Es que, los jueces Francisco Mascarello, Federico Diez y Javier Armiñana Dohorman absolvieron por el beneficio de la duda al plomero y changarín Sergio Horacio Vargas y al empresario ejecutivo y pareja de la víctima Nicolás Cajal Gauffín, los dos únicos acusados.

La Unidad Fiscal había solicitado la pena de 12 años de prisión efectiva contra Vargas- acusado de homicidio cuádruplemente calificado por ser cometido con ensañamiento, alevosía, criminis causa y violencia de género, en calidad de partícipe secundario- y de 5 años y seis meses para Cajal Gauffín, imputado por encubrimiento agravado.

Pasadas las 18 horas de este miércoles los magistrados de la Sala VII dieron a conocer su veredicto tras varias jornadas de debate y ordenaron la inmediata libertad de Vargas, quien permanecía detenido.

El tribunal resolvió, además, rechazar la demanda civil presentada por la actora civil en el marco de la causa. Sí se hizo lugar a la solicitud de la fiscalía en lo referido a remitir al Ministerio Público Fiscal Federal de turno copias certificadas de las piezas pertinentes ante la posible comisión de un delito de acción pública, informaron fuentes oficiales.

Así las cosas, el de Jimena Salas es un crimen más que todavía no ha sido resuelto en Salta y cuya investigación fue teñida de sospechas. Sospechas que  según Abel Cornejo quedarían atrás con el desplazamiento que realizara de los fiscales Pablo Paz y Rodrigo González Miralpeix tras su llegada a la Procuración General en reemplazo del Juez de Corte Pablo López Viñals.

El fiscal Paz fue quien estuvo a cargo del caso en la primera etapa. Por las críticas de la familia de Salas y la presión de la opinión pública, el entonces procurador López Viñals incorporó a González Miralpeix conformando una unidad fiscal. Pero ya se habían consumado una serie de irregularidades que perjudicarían la investigación toda, entre ellas se puede mencionar que a Cajal Gauffín le permitieron irse del lugar del hecho en su vehículo y que se aprobó la cremación del cuerpo de Salas en menos de 24 horas.

Facebook Comments Box

About Post Author

Instagram did not return a 200.