Tucumán: la textil Alpargatas despide a 500 trabajadores por la crisis

Antes había anunciado el cierre de dos plantas en las provincias de Catamarca y San Juan.  En esta oportunidad afectaría al pueblo tucumano de Aguilares.

La empresa textil brasileña Alpargatas comenzó un proceso de reducción de personal en su planta de Tucumán. Ayer les comunicó a los trabajadores que para continuar debían despedir a 500 operarios sobre un total de 1.300 en la fábrica de calzados de Aguilares para continuar con la actividad.

El ajuste en Alpargatas tuvo su antesala en las plantas de Catamarca y San Juan, donde decidieron cerrar sus persianas y/o despedir trabajadores. En total, la textil habría reducido su cantidad de empleados casi a la mitad desde diciembre de 2015 a la fecha.

La forma en que se decidieron los despidos es el retiro voluntario hasta el próximo viernes y, luego, cerrarán sus puertas para que los trabajadores cesanteados reciban los telegramas en sus casas.

“La semana pasada la empresa nos dijo que despedían a 500 o cerraban. Desde el año pasado venimos con suspensiones y vacaciones adelantadas, es un desastre, usted no se imagina la angustia de los compañeros”, manifestó Jesús Carrizo, secretario adjunto del Sindicato de Obreros Textiles de Aguilares, al diario Bae Negocios.

Es que la situación económica y social que transita el país no da tregua. La apertura indiscriminada a la importación de bienes de afuera y el aumento en los costos (alquileres, cargas impositivas, entre otras) son dos factores que golpean al sector. Asimismo la caída del consumo en el mercado local perjudica las ventas y, por tanto, las empresas pierden “productividad”, por lo cual ajustan gastos a través de despidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *