¿Todos somos el campo?: Macri perdona impuestos al sector agropecuario, a 10 años del conflicto

La votación por la 125 que marcó un hito en la historia reciente de Argentina: los patrones de estancia hicieron paro y tiraron comida. Diez años después, en medio de una crisis, Cambiemos ratifica su acercamiento al campo. 

“Todos somos el campo”. Aquella consigna que se hizo carne en distintos sectores de la sociedad y marcó un punto de quiebre en el kirchnerismo, muestra hoy su contracara. Pasaron 10 años desde que el vicepresidente de la Nación, el radical Julio Cobos, votara en contra de la aplicación de retenciones al sector agropecuario. El proyecto tenía media sanción de la Cámara de Diputados y en el Senado hubo empate.

Lo que se buscaba era que los terratenientes garantizaran una porción de sus granos al mercado argentino y, así, contribuyeran a la fiscalización del Estado. Asimismo las retenciones se complementarían con el control de precios en las góndolas de los productos derivados de la soja y el trigo y se evitaría por añadidura la especulación del sector respecto al vaivén del dólar en el mercado internacional.

Es cierto que el escenario actual es diferente al del 2008. La crisis internacional que azotó a la economía globalizada se transmutó en una crisis nacional, los commodities plancharon su valor en el mercado externo y hasta llegan barcos con granos producidos en otros países. Las economías mundiales tienden a volverse proteccionistas, excepto la nuestra que se abre al mercado internacional sin importar el aparato productivo local.

Sin embargo, también es cierto que los sentimientos permanecen: la campaña de Mauricio Macri encontró patrocinio en los distintos grupos que conforman el selecto equipo de agropecuarios locales. De hecho, desde la Sociedad Rural Argentina le recuerdan al gobierno que fueron sus votos los que colocaron al ingeniero en el sillón de Rivadavia. Tal vez por ello los ministros de Agroindustria, Ricardo Buryaile antes y Luis Miguel Etchevehere ahora, vienen del riñón de los pequeños grupos con grandes cantidades de hectáreas que se dedican al negocio agropecuario.

El gesto oficial llegó una vez asumido el poder, cuando anunciaron una baja de 5% y la quita progresiva a las retenciones del poroto, la harina y el aceite de soja. El derecho a la exportación de los derivados con la Alianza Cambiemos bajó al 30% y con la reducción “gradual” de 0,5% a partir de 2018 hasta diciembre de 2019 pretenden perdonarle prácticamente la mitad de las retenciones al bajarlas a un 18 por ciento. Según la Bolsa de Comercio de Rosario el impacto fiscal de las medidas de Mauricio Macri equivale a 1.000 millones de dólares anuales.

Casi dos años después hubo preocupación entre los patrones de estancia. Es que el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, lanzó el rumor de que las retenciones a la soja y al maíz podrían volver a aplicarse. Se trataba de un “esfuerzo patriótico” por la mentada reducción del déficit fiscal que el gobierno profundiza tras el préstamo del FMI. Pero en ese mismo momento el sector agropecuario alzó la voz y amenazó con realizar un paro cortando las rutas, tal vez parecido al del 2008. Incluso más: dijeron que si el Gobierno hacía tal cosa caería en una “traición” al no cumplir con las promesas de campaña.

Las retenciones no se tocan”, celebró un miembro de la Mesa de Enlace tras una reunión con el Presidente días atrás. Pidieron la reunión para hablar cara a cara con el responsable del rumbo que tome el país, y éste les trajo calma. Sabe que no puede perder el voto cautivo de los terratenientes. Ni mucho menos rifar un corte de rutas con tractores, desperdicio de comida y desabastecimiento de las góndolas, como hace diez años.

Así las cosas, claro está que no todos somos el campo. El sector es beneficiado por la quita de retenciones y no sufre el ajuste de Casa Rosada, quienes sí lo aplican a trabajadores y jubilados. No todos somos el campo. 

Por Emiliano Frascaroli / @efrascaroli 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *