Saeta: Pagá el boleto a quien quieras, te lo permite el Código Civil

El abogado especialista en defensa del consumidor, Daniel Paganetti, habló sobre la situación que vivió un pasajero cuando lo bajó la Policía del colectivo. Saeta y la AMT tienen que hacerse cargo.

Días atrás se viralizó un vídeo que plasmó una penosa situación: un joven le explicaba a un inspector de SAETA que sí había pagado su boleto. El inspector insistía que lo haga de nuevo o se baje. La gente le explicaba que una señora le pasó la tarjeta y el hombre le dio el efectivo. El inspector llamó a la Policía. Unos policías salieron en defensa del interés de la empresa y bajaron al hombre brutalmente. Esto generó un escándalo del cual muchos se permitieron opinar en las redes.

Para el abogado Daniel Paganetti, especialista en defensa del consumidor, la situación “va en contra de toda la normativa que protege a los consumidores”. “Tengo entendido que el problema no es si se paga o no el boleto sino la prueba del boleto. Es decir que lo injusto de esta situación está dado en que es bajada una persona que pagó, y esta circunstancia no corresponde porque en todo caso es un problema de la empresa y no del usuario”, analizó el letrado en el programa radial Hora 7 de FM Noticias 88.1.

En este sentido, Paganetti aclaró que “una persona puede pagar el boleto de otra persona con su misma tarjeta” ya que “esa conducta está permitida genéricamente en el Código Civil”. “Lo que ellos llaman mal uso de la tarjeta es que un usuario le pague a otro el pasaje con su tarjeta, pero no puede ser mal uso lo que el Código Civil autoriza. El Código Civil faculta a pagarle a otro porque el crédito que tenemos nosotros en la tarjeta de Saeta no pertenece a las empresas sino que está dentro del patrimonio de cada usuario que tiene la tarjeta. Entonces Saeta mal entiende que pagar de un usuario a otro es un mal uso y eso no puede ser así”, aseguró el abogado.

“Acá no hay un daño económico porque se está pagando el pasaje (…). El problema es qué le presenta esa persona al inspector para que lo tome como prueba de pago”, opinó el profesional defensor de consumidores.

Además, Paganetti subrayó que “los choferes son testigos de todas estas situaciones que suceden a diario, porque es una práctica habitual desde hace 10 años o más de los pasajeros” y agregó: “Aquí tiene que haber una voluntad de que esto no suceda y es muy sencillo. Cuando suceden estas cosas el chofer sabe que otra persona le paga el boleto, sino no lo deja subir o lo baja, lo que habría que hacer es obligar a la empresa a que en ese solo caso excepcional, cuando una persona le paga el boleto a otro por diferentes razones, hay que darle en esa ocasión un ticket papel a ese tercero. De modo tal que si ese pasajero al que le han pagado el pasaje tiene el papelito y sube el inspector, el inspector no tendría ningún inconveniente y esto no sucedería”.

Esta es una práctica que AMT y Saeta tienen que rever. De un lado hay empresas, del otro lado hay una autoridad regulatoria, pero del otro lado hay un colectivo de cientos de miles de consumidores del servicio público de transporte urbano de pasajeros”, remarcó Paganetti y dijo sobre el caso puntual: “Considero que todo lo que está pasando es innecesario y no debió pasar. Están actuando en un abuso, en una posición que genera consecuencias negativas”.

“Me parece que estas inobservancias y esta falta de adecuación a las leyes que protegen a los usuarios hace que la Secretaría de Defensa del Consumidor esté actuando conforme a derecho”, agregó el abogado en referencia a la resolución 00004455 del organismo e indicó que “bajar de un colectivo a un pasajero es dejarlo y lo prohíbe el artículo 8 bis de la Ley de Defensa del Consumidor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *