Polémica por decisión de Juez que dejó libre al cura Aguilera, acusado de 3 hechos de abuso sexual

El magistrado Adolfo Figueroa sobreseyó a José Carlos Aguilera invocando “prescripción” de los delitos sexuales. Sobrevivientes de abusos eclesiásticos criticaron fuertemente la decisión.

La Iglesia Católica atraviesa un terremoto global por la sucesiva revelación de denuncias que involucran a miembros de la institución en casos de delitos sexuales. Uno de ellos es el cura salteño José Carlos Aguilera, quien fue acusado de tres hechos de abuso sexual agravado por ser ministro de culto.

Sin embargo, el Tribunal de Impugnación Nº 2, Adolfo Figueroa, sobreseyó al cura Aguilera haciendo lugar a un recurso interpuesto por su defensa. El magistrado invocó “la Excepción de Prescripción de la Acción Penal” y dictó su inmediata libertad.

Los hechos que se le endilgaban al capellán y profesor de la Universidad Católica de Salta (UCASAL) y párroco en el barrio Santa Lucía habrían ocurrido entre los años 1995 y 1998. Por las denuncias en su contra, el Vaticano había iniciado una investigación, confirmada por el Arzobispado de Salta en marzo de este año. Ahora fue sobreseído en autos, aunque la medida podría apelarse y continuar su proceso en otros tramos del Poder Judicial.

Las revelaciones en el mundo sobre delitos sexuales han provocado, a su vez, la desconfianza para con la práctica religiosa y una profunda discusión respecto a las resoluciones judiciales y la búsqueda de reparación y justicia.

La decisión de Figueroa encendió un fuerte repudio de víctimas de abusos sexual eclesiásticos, como Juan Carlos García y Carla Fernanda Morales, quienes denunciaron al ex sacerdote Emilio Lamas de Rosario de Lerma. García y Morales, quienes se reconocen sobrevivientes, emitieron un comunicado que este medio replica íntegramente a continuación.

NO AL PUNTO FINAL DE LAS CAUSAS DE ABUSO SEXUAL ECLESIÁSTICO: NO A LA IMPUNIDAD.

Luego de que un juez del Tribunal de Impugnación hiciera lugar a la prescripción de las acciones penales contra el sacerdote Carlos Aguilera; se anularan los pedidos de juicio contra el sacerdote Rosa Torino; se permitiera que el ex obispo Zanchetta, regrese al Vaticano a pesar de estar imputado; ahora la Corte de Justicia de Salta, deberá decidir si hace lugar o no, a los pedidos de prescripción de las denuncias que hicimos contra Emilio Lamas
.

Este recurso de Lamas es el último que existe a nivel provincial, luego de que dos jueces confirmaran que nuestra denuncia no puede prescribir. Está en juego nuestro derecho a acceder a la justicia y a tener una tutela judicial efectiva, por lo que declarar la prescripción no es un recurso del debido proceso, sino un recurso de impunidad, teniendo en cuenta que Lamas jamás fue investigado, ni juzgado, y que los procesos que pesan contra él, tienen menos de un año de duración.

Si la Corte de Salta declarase la prescripción no tendríamos derecho a un juicio, y la misma suerte correrían otras investigaciones, como las que existen contra Carlos Aguilera. Esto no solo resultaría en perjuicio de las víctimas, sino de toda la sociedad que quiere justicia y saber la verdad.

Es por eso que convocamos a todas las víctimas, y a las organizaciones de derechos humanos a pronunciarse en favor de que nuestras denuncias se investiguen y se juzguen: evitemos un capítulo de impunidad para los autores e instituciones que la han favorecido.

Las víctimas que nos animamos a denunciar abuso sexual infantil nos consideramos sobrevivientes, porque sabemos que este sufrimiento ha terminado con la vida de mucho de nosotros; denunciamos cuando nos sentimos acompañados y podemos vencer los miedos y la vergüenza que nos han impuesto los autores, la Iglesia y un sector de la sociedad.; luchamos por un “Nunca Más”, porque sabemos que estos abusos pueden seguir sucediendo si continúan impunes los autores y persisten las causas de impunidad.

Queremos que nuestra causa llegue a juicio y que Lamas sea juzgado como corresponde. Queremos que la Corte de Justicia nos escuche, y escuche a la sociedad, y solicitamos la participación de amigos del tribunal.

Llamamos a toda la población a acompañar nuestra lucha, y especialmente a las víctimas que aún no se animan denunciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *