Nueva embestida macrista: de la ‘proscripción’ de candidatos a eliminar las PASO

El proyecto lo presentará la Unión Cívica Radical e intentan justificarlo por el “ahorro”. Los intereses de la deuda pública equivalen a unas 19 primarias. El ultraliberal Espert en la antesala.

Por Emiliano Frascaroli

El Gobierno busca alambrar la participación de la ciudadanía en el sistema democrático en un contexto adverso. Al mismo tiempo que intenta ‘proscribir’ la precandidatura del ultraliberal José Luis Espert, el presidente Mauricio Macri activa una maniobra para modificar el escenario electoral y evitar traspié en las primarias.

Desde el entorno presidencial azuzaron la precandidatura de Espert por el Frente Despertar al intentar vaciar la lista de candidatos a último momento. “Este es un gobierno fascista que no quiere que yo compita y está tratando de sacarme fuera de la cancha”, apuntó el ultraliberal en Radio 10.

En el macrismo entienden que el economista ortodoxo puede arrastrar muchos votos descontentos con la situación actual que, a su vez, no irían a una lista opositora. Por eso en el PRO no quieren que compita. Sin embargo, Espert ratificó su precandidatura.

Luego del intento de “proscripción” llegó la embestida para eliminar las PASO. Legisladores de la Unión Cívica Radical confirmaron que impulsarán un proyecto de ley para suspender las primarias de agosto. Aseguran tener el apoyo de congresales que responden a Roberto Lavagna.

Según explicó el radical Luis Borsani a LPO, Cambiemos presentaría la iniciativa este martes y el eje principal para batallar su aprobación será el “ahorro” de recursos. “Vamos a ahorrar muchos recursos públicos, porque se imprimirán miles de boletas menos y en la mitad del país no se abrirán las urnas”, sostuvo Borsani.

Los tiempos legislativos tienen sus particularidades. Queda poco tiempo para que la iniciativa gire por ambas Cámaras y, para colmo, quien preside la Comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, quedó afuera del armado electoral oficialista. Ahora puede ‘vengarse’ y trabar el proyecto.

Los recursos que nos ‘ahorraríamos’ los argentinos con la eliminación de las PASO rondan los $4 mil millones. Esta cifra es insignificante si se la compara con los intereses de la deuda pública contraída por Mauricio Macri: en los dos primeros meses del año, el gobierno afrontó el pago de $88,9 millones. Alrededor de 1,5 millones por día. Poco más de un millón de pesos por minuto.

Los datos surgen de un informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda. Por caso, los intereses de la deuda del primer bimestre del 2019 equivalen a unas 19 elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias. No obstante, la discusión va más allá de lo económico: apunta a debilitar la participación ciudadana en la vida política.

Lo real y cierto es que el Gobierno está preocupado. Y esa preocupación lleva a que no quieran llegar a las generales desgastados por los resultados adversos que puedan obtener en las primarias. Los comicios provinciales celebrados hasta el momento demostraron una clara impopularidad para con el oficialismo. En ese marco, toda maniobra será promovida en clave electoral pensando en los votos que puedan atraer o ahuyentar.

¿Esta jugada disuasiva, llegará al recinto? Si lo hace, ¿le servirá? ¿Puede ser contraproducente? Tal vez estas preguntas no tengan respuestas. Pero sí hay una certeza: Cambiemos está naufragando en un contexto cada vez más difícil para la sociedad y no encuentra manera de revertir el descontento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *