Ni una menos: el día que Olmedo fue el único en votar en contra de la Ley Micaela

Hoy se cumplen 5 años de la primera movilización para condenar la violencia machista y los femicidios. La ministra Elizabeth Gómez Alcorta recordó el consenso político respecto al proyecto, el cual obtuvo el único rechazo del sojero de campera amarilla.

A cinco años del primer Ni Una Menos, la movilización que irrumpió en las calles para manifestarse en contra de la multiplicación de femicidios y la violencia machista, Argentina cuenta con un Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad. Su titular, Elizabeth Gómez Alcorta, brindó una entrevista a LM Neuquén en la cual recordó que cuando se votó la Ley Micaela en la Cámara de Diputados hubo una sola persona en contra: Alfredo Olmedo.

En una jornada virtual a raíz de la pandemia, Gómez Alcorta hizo un recorrido desde aquélla movilización, la primera, y mencionó los avances y cambios “en la agenda política y la agenda social vinculada al género” más allá de los femicidios; e hizo alusión a un “problema estructural” y no de coyuntura por lo cual es necesario abordarlo de forma integral y con herramientas e instituciones.

“Creo que hay un nivel de conciencia social muy fuerte vinculada a la violencia extrema, no solo la violencia de género sino la violencia extrema. Creo que la potencia del reclamo de las calles se instaló para quedarse, y creo que esa misma potencia es la que condujo a la convergencia con la decisión política de Alberto y de Cristina de crear un Ministerio”, explicó la funcionaria a la periodista Ailín Trepiana.

Más adelante, Gómez Alcorta recordó la Ley Micaela, el proyecto que creó un “Programa Nacional Permanente de Capacitación Institucional en Género y Violencia contra las Mujeres” y que obtuvo el visto bueno de una gran mayoría de representantes parlamentarios, con el único voto en contra del ex legislador salteño.

“Pienso en la Ley Micaela. Hay que decir que cuando se votó la ley en la Cámara de Diputados hubo una sola abstención. Eso es, ese nivel de consenso que atraviesa a los partidos, a las ideologías, de que el Estado tiene que actuar y es responsable para generar las condiciones de una vida libre de violencia“, continuó la titular del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad.

Por aquél entonces, el sojero y digno representante del medioevo se ufanaba: “He sido el único diputado nacional que ha votado en contra de la Ideología de Género, voy a seguir sosteniendo que Dios creó al hombre y a la Mujer”.

A la posición de Olmedo puede sumarse la del legislador tucumano Ricardo Bussi, quien manifestó que no conoce “mujeres asesinadas por el hecho de ser mujeres” y encabezaba así su rechazo a la adhesión a la Ley Micaela. Su posición generó fuertes repudios e incluso una denuncia.

Finalmente, la Legislatura de Tucumán aprobó la norma sin modificar su espíritu e inició las capacitaciones del programa en cuestión para todas las personas que se desempeñan en la administración pública. El primero en recibir la charla a cargo de la feminista socióloga, historiadora e investigadora del Conicet, Dora Barrancos, fue el gobernador Juan Manzur.

LEY MICAELA

La iniciativa establece la capacitación obligatoria en género para todas las personas que integran los tres poderes del Estado, es decir el Poder Judicial, el Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo.

El programa fue bautizado “ley Micaela García“, en homenaje a la joven militante del Movimiento Evita, de 21 años, que fue asesinada en Gualeguay, Entre Ríos, en abril de 2017 por un femicida que debió haber estado en prisión pero que gozaba de libertad por decisión de un juez, pese a que el agresor ya había violado a otras dos chicas.

Facebook Comments
Instagram did not return a 200.