Malestar por el anuncio de Gustavo Sáenz sobre la reforma constitucional

La oposición reclama participación en la discusión. El oficialismo responde con esquivas y hermetismo y negocia con los caciques del poder.

Por Emiliano Frascaroli

Ni la pandemia logró posponer la mentada reforma de la Constitución de la Provincia: el gobernador Gustavo Sáenz ratificó el proyecto ante la Asamblea Legislativa este miércoles, a instancias de la inauguración del período de sesiones.

“Quiero decirles a las señoras y señores legisladores que he presentado el Proyecto de Ley que declara la necesidad de la reforma parcial de nuestra Constitución, honrando la palabra que empeñe con cada uno de los salteños”, anunció el mandatario.

El titular del Ejecutivo Provincial dijo que recopiló posiciones de sectores políticos, organizaciones civiles, colegios de profesionales de universidades y también consultó otros proyectos al respecto.

No obstante, las respuestas no tardaron en llegar. Reavivó una puja que parecía haber quedado para la “vuelta a la normalidad”. Es decir, para cuando el aislamiento social, preventivo y obligatorio terminase y se reanudara la actividad política territorial o, cuanto menos, las roscas de café presencial.

Sobre el tema: El discurso completo de Gustavo Sáenz ante la Asamblea Legislativa

Desde la Unión Cívica Radical, el diputado Héctor Chibán señaló su descontento al considerar que le pareció desatinado el anuncio gubernamental en tiempos de emergencia sanitaria, económica y social.

En un mensaje grabado y difundido por sus redes sociales, el legislador radical consideró que la actividad de los poderes estatales debe estar “centrada en superar todas las emergencias”. “No es el momento de debatir una reforma constitucional”, dijo Chibán.

Otro de los que puso sus reparos fue el ex diputado nacional Pablo Kosiner, quien pidió la convocatoria formal al Partido Justicialista– que ahora conduce- para sumar propuestas a una reforma estructural que vaya más allá de los límites a mandatos.

“Coincidimos en la necesidad de avanzar en cuestiones orgánicas como el límite de mandatos pero también entendemos que hay que involucrarse en la agenda que mejora la calidad de vida de los salteños: políticas de género, educación sexual, descentralización de los servicios”, lanzó el dirigente justicialista en su cuenta de Twitter.

Tras mencionar necesidad de que municipios se involucren en la salud, educación y seguridad y la incorporación de la Sociedad Civil en el control de la designación y remoción de jueces, Kosiner agregó: “Que esta iniciativa que plantea el gobernador sea una oportunidad que involucre a toda la comunidad y no un tema cerrado solo al poder. Es una gran posibilidad”.

El sector olmedista también expresó su sorpresa. “Ha sido inoportuno el anuncio de la Reforma porque él (por Sáenz) dejó en claro que hay prioridades”, dijo el diputado Julio Moreno a Cadena Máxima.

“La situación de diálogo que el Gobernador plantea no condice con la realidad ya que somos nosotros los que estamos buscando constantemente que se llame a sesión, reunión”, sumó su voz la legisladora local Cristina Fiore, en diálogo con la misma emisora citada.

Como contracara, entre los que comandan la labor oficialista en la Legislatura, Jorge Soto (Cámara de Senadores, donde se inauguraría el debate) y Germán Rallé y Javier Diez Villa (Cámara de Diputados), chocaron los cinco a la propuesta. Era una obviedad, aunque la prensa institucional necesitó remarcarlo para réplica de antenas amigas.

Además, el senador nacional por el Frente de Todos, Sergio Leavy, apuntó contra la falta de datos sobre la situación provincial y consideró que no son tiempos de trabajar en materia legislativa en una reforma de la carta magna.

“Hay que conocer el proyecto en detalle pero no me parece oportuno que los legisladores provinciales destinen tiempo a tratar este proyecto con el nivel de urgencias que debemos enfrentar”, dijo el ex alcalde de Tartagal, informa La Gaceta.

**

¿Qué otras modificaciones pretende el oficialismo, además del límite a mandatos? La pregunta retumba en el hermetismo que invade a la gestión Sáenz.

Recientemente Sáenz encabezó una reunión que congregó al titular de la Corte de Justicia, Guillermo Catalano, al Procurador General, Abel Cornejo, al secretario de la Gobernación, Matías Posadas, y al ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, en la que definieron la aplicación del Código Contravencional para quienes violen el aislamiento preventivo social y obligatorio.

Se desconoce si en ese mitín hablaron sobre cuestiones referidas a la reforma constitucional, pero fue un día antes del discurso de apertura de sesiones. No suena muy alocado pensarlo. El jefe de los fiscales se mostró reacio a una reforma inconsulta en declaraciones a la prensa.

**

El manejo celoso del oficialismo gaucho se contrapone a la apertura del gobierno nacional que viene trabajando de forma conjunta con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y tantas otras figuras de la oposición, amén del ala más dura que “milita la grieta”.

Antes de la pandemia, con la emergencia socio-sanitaria declarada tras el salto a la agenda pública de las numerosas muertes de niños en el norte provincial, una veintena de diputados de distintos bloques políticos enviaron una misiva a Sáenz pidiéndole el tratamiento de una serie de proyectos para combatir la pobreza estructural.

Las esquivas parecen ser política de estado. Quienes sí fueron recibidos por representantes del Ejecutivo fueron integrantes del Foro de Observación por la Calidad Institucional (FOCIS), una entidad civil que agrupa profesionales de distintas ramas, principalmente del Derecho.

Primero fue el coordinador de Enlace y Relaciones Institucionales, Pablo Outes, quien mantuvo diálogo con integrantes de la organización. Luego lo hizo el vicegobernador Antonio Marcocco. Hay quienes consideran que esta apertura se debe a la extracción política de muchos de sus integrantes cercana al ala del exgobernador y senador nacional Juan Carlos Romero.

No es para menos. Romero siempre se mantuvo vigente; e incluso redobló preponderancia con la llegada de Bettina Romero a la intendencia capitalina. Es un sector que no pueden relegar de la discusión. Como tampoco lo podrán hacer con el poder residual del también exgobernador Juan Manuel Urtubey. Se trata de negociaciones con quienes tienen poder de decisión.

Legisladores ya trabajan en el tema. La senadora por La Caldera, Silvina Abilés, manifestó a Salta4400 que no está de acuerdo con la unicameralidad, algo que pugnan ciertos sectores, y que ya trabaja con los intendentes de los dos municipios que integran el departamento. Al parecer, ese deberá ser el camino a tomar, más allá de manifestar las críticas a las formas vía redes sociales.

Facebook Comments