Macri tuvo que retroceder y derogar la eliminación de las Asignaciones Familiares

Por la presión en el Congreso, el gobierno debió eliminar el decreto presidencial que recortaba fondos a 450 mil beneficiarios. Importante rol de legisladores patagónicos y del norte.

El presidente Mauricio Macri dio marcha atrás con el recorte a las asignaciones familiares en zonas desfavorables. La medida había sido suspendida tras el reclamo de legisladores propios y ajenos a Cambiemos.

Ayer, antes de que arrancara la sesión especial en la Cámara de Diputados para tratar la derogación del decreto, el gobierno publicó en el Boletín Oficial la decisión. Lo hizo adelantándose a la derrota parlamentaria. Afirmaron “Que con motivo de diversos planteos y observaciones provenientes de sectores de la sociedad se impuso- previo a su implementación- la necesidad de efectuar un pormenorizado análisis de la cuestión”.

Los que se opusieron con ahínco a la decisión de Mauricio Macri habían sido los diputados de la Patagonia y del Norte. Es que la medida afectaba de lleno a quienes perciben las asignaciones familiares con un plus por zona desfavorable.

En Salta la medida afectaba notoriamente a los departamentos de Santa Victoria, Los Andes, Rivadavia, Orán y San Martín, a excepción de los municipios de cabecera San Ramón de la Nueva Orán y Tartagal, respectivamente.

Justamente el diputado nacional de Salta por el Frente para la Victoria, Sergio “Oso” Leavy, había marcado la necesidad de eliminar el decreto y no suspenderlo. Y en ésa línea se aglomeró el arco opositor para batallar contra la eliminación del plus.

“En Salta tenemos cinco departamentos muy complicados como Santa Victoria Oeste, que es el segundo peor PBI del país y ustedes le acaban de sacar las asignaciones con el beneficio de zona desfavorable por decreto”, apuntó Leavy al Jefe de Gabinete, Marcos Peña, días atrás.

La presión de la oposición y algunos legisladores propios que amenazaron con votar por la derogación del decreto hicieron que Mauricio Macri dé marcha atrás. El Gobierno se evitó una derrota parlamentaria que era sabida de antemano y guardó así sus cartuchos para el Presupuesto 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *