La crisis en Perú bajo una mirada retrospectiva: ¿Cómo fue que se dio la debacle?

La decisión del presidente Vizcarra de disolver el Congreso resulta ser el corolario de una crisis institucional-política que tiene su génesis en el año 2018 con la renuncia de la presidencia de Pablo Pedro Kucsinsky, la detención de Keiko Fujimori y el suicidio de Alan García.

 Por Nelson David Aguilar

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció la disolución “constitucional” del Congreso llamando a unas nuevas elecciones para enero de 2020. Amparado bajo el artículo 134 de la Constitución Política, el mandatario decidió tomar esta medida cuyo alcance está terminantemente delimitado por la misma norma desde 1933. A saber:

Disolución del Congreso: El presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste se ha censurado o negado su confianza a dos consejos de ministros. El decreto contiene la convocatoria a elecciones para un nuevo congreso. Dichas elecciones se realizan dentro de los cuatro meses de la fecha de disolución, sin que pueda alterarse el sistema electoral preexistente. No puede disolverse el congreso en el último año de mandato. Disuelto el congreso, se mantiene en funciones la comisión permanente, la cual no puede ser disuelta. No hay otras formas de revocatoria del mandato parlamentario. Bajo estado de sitio, el congreso no puede ser disuelto.

La decisión presidencial motivó a la oposición a suspenderlo de sus funciones por el término de 12 meses bajo la figura de incapacidad, juramentando inmediatamente a Mercedes Aráoz como Presidenta en funciones del país. Sin embargo, esta última renunciaría horas más tarde generando un escenario de mayor confusión política.

Perú parece estar en una situación de bloqueo constante y permanente.  Por un lado, un sistema político frágil con un congreso unicameral capaz de oponerse rápidamente al poder ejecutivo bloqueando las funciones presidenciales; y por el otro, la falta de renovación integral del sistema de partidos que han estado- y tal vez aún lo estén- salpicados por casos de corrupción, recibo de coimas y sobornos.

Martín Vizcarra ratificó que sólo se saldrá del entrampamiento político con el adelanto de elecciones generales al 2020 y pidió a los congresistas escuchar al pueblo y actuar en función a su conciencia.

El Presidente comentó que en calles y plazas ‘la gente’ le pide que cierre el Congreso y ante esa exigencia, remarcó, su deber como gobernante es encontrar una salida que sea estrictamente viable y racional. Asimismo, se refirió a las demoras por parte del Congreso en la aprobación del proyecto de adelanto de elecciones que planteó el pasado 28 de julio durante su mensaje a la Nación.

EL PRINCIPAL ANTECEDENTE: LA RENUNCIA DE PEDRO PABLO KUCZYNSKI.

Pedro Pablo Kuczynski renunció a la Presidencia del Perú el 21 de Marzo de 2018. El economista de 79 años anunció su dimisión a través de un mensaje un día antes de la fecha en la que el Congreso tenía previsto debatir y votar una segunda moción de vacancia en su contra.

Su anuncio se da en medio de acusaciones contra la cúpula del Poder Ejecutivo por presuntas compras de votos parlamentarios a cambio de obras y puestos en el Estado para evitar su destitución, las cuales rechazó durante el discurso.

Luego de que este material fuera difundido por el fujimorismo, sectores de la oposición y del oficialismo pidieron que dé un paso al costado desde el martes por la tarde. Su mandato duró un año, siete meses y 21 días (Nodal).

 “Pienso que lo mejor para el país es que yo renuncie a la Presidencia de la República. No quiero ser un escollo para que nuestra nación encuentre la senda de la unidad y la armonía que tanto necesita y que a mí me negaron”, anunció.

De esta manera, la asociación del ex presidente a casos de corrupción y compra de votos comenzó a dinamitar la confianza en un gobierno que se anunciaba como transparente y en contra de prácticas políticas de antigua data.

DETENCIÓN DE KEIKO FUJIMORI

El 10 de Octubre del 2018 ordenan la detención de Keiko Fujimori en el marco de la investigación del denominado caso cócteles donde la lideresa de la bancada Fuerza Popular sería parte de una organización criminal escondida en su agrupación política.

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía, la bancada Fuerza Popular habría disfrazado dinero ilícito en forma de donaciones durante la campaña electoral del 2011 y 2016. Este dinero habría sido entregado por Odebrecht y llegado a las arcas del partido a través de cócteles millonarios.

SUICIDIO DEL EX PRESIDENTE ALAN GARCÍA

El ex presidente peruano, Alan García, falleció en la mañana del 17 de Abril del 2019 tras dispararse en la cabeza. Fue luego de conocer la orden de detención preliminar por un plazo de 10 días en su contra.

Los médicos intentaron salvarle la vida en la sala de operaciones del hospital Casimiro Ulloa, sin embargo, el ex mandatario no resistió.

Según Ricardo Pinedo, secretario del ex mandatario, cuando personal de la Policía y del Ministerio Público llegaron hasta el domicilio de García dijeron que era para un allanamiento, sin embargo, fue para cumplir la orden de detención preliminar, autorizada por el Poder Judicial. El ex presidente, al ver que iba a ser detenido, se dirigió al segundo piso, a su habitación, y escucharon un disparo que alertó a los presentes.

Como se recuerda, el Poder Judicial autorizó el pedido del Ministerio Público para detener de manera preliminar durante 10 días a Alan García y otros investigados por el caso Odebrecht. La crisis institucional-política que atraviesa Perú es parte de un proceso de descomposición de hace varios años. Resta ver cómo salen del laberinto en el cual se encuentran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *