Juicio a Lona: “Por su mal desempeño, estuve presa casi 7 años”, declaró víctima de la dictadura

Julia Beatriz García testificó en la causa que investiga la responsabilidad jurídica del ex magistrado durante el Terrorismo de Estado. Contó de sus torturas y vejámenes y señaló que Lona no protegió a los detenidos. Espera una sentencia ejemplar. (Foto: Elena Corbalán para VoVe).

Por Emiliano Frascaroli

“Me siento más tranquila… siento que uno cumple con el compromiso que tiene con todos los compañeros muertos, asesinados y secuestrados. Esta deuda que tenemos los vivos, de por vida”. Julia Beatriz García tenía los ojos brillosos: venía de declarar ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 de Salta en una de las causas contra el exjuez federal Ricardo Lona por delitos de lesa humanidad.

“El juez nunca se hizo cargo de nosotros”

Al terminar su declaración, Julia García volvió a la sala contigua del TOF 2 donde fue recibida con los aplausos de quienes integran los organismos de derechos humanos. Se fundieron en un abrazo y se sentó en primera fila para seguir escuchando atentamente el desarrollo del juicio.

En la audiencia, la sobreviviente de la última dictadura contó que un grupo de civiles la interceptó para subirla a un auto, en junio de 1975, que la llevaron con la cabeza gacha a un lugar desconocido, que sintió que alguien la observaba y que, luego, terminó detenida en la Policía Federal. No sabía porqué, pero en esos largos años pasó por el Buen Pastor y el penal de Villa Las Rosas.

Te puede interesar: Masacre de Palomitas: el reencuentro de hijos y nietos de las víctimas del terrorismo de Estado

La mujer relató que fue torturada y vejada durante casi 50 días, hasta el 12 de agosto, cuando recién apareció Lona. “Todo ese tiempo que fuimos torturados, ¿Dónde estaba el juez Lona?”, disparó en la audiencia de ayer. “Por su mal desempeño estuve presa casi 7 años”, continuó García para señalar que el ex magistrado “debería haber velado por la protección de las personas y no lo hizo”.

El testimonio de la ex presa política tuvo lugar luego de que el Tribunal rechazara el pedido de apartamiento de su presidente, Gabriel Eduardo Casas, por parte del Ministerio Público Fiscal a razón de que había incurrido en parcialidad (ver aparte).

Ricardo Lona en el banquillo – Foto: Flor Arias para HIJOS-SALTA

Cuando el fiscal federal Carlos Amad preguntó qué le había dicho Lona cuando le tomó declaración, García respondió tajantemente “Nada”. “Pero es más: declaré sin abogado defensor”, agregó para contextualizar la vulnerabilidad y la falta de garantías en el proceso. “El juez (Lona) nunca se hizo cargo de nosotros (los detenidos)”, señaló.

Alivio y esperanzas

Me siento más tranquila… siento que uno cumple con el compromiso que tiene con todos los compañeros muertos, asesinados y secuestrados. Esta deuda que tenemos los vivos, de por vida”, expresó García a BUUFO luego de que el juicio pasara a cuarto intermedio para el próximo martes.

En las puertas del TOF 2, la mujer aseguró: “Me pareció importante que se juzgue a un juez. Para mí es histórico este juzgamiento porque es ratificar esto que dijimos tantos años, tanto las víctimas como los familiares y organismos de derechos humanos, que en el Golpe hay responsabilidad del Poder Judicial. Y creo que esto es un claro ejemplo”.

A la luz de los hechos, el Golpe de Estado que se materializó el 24 de marzo de 1976 venía siendo planificado desde antes y el secuestro y posterior desaparición del exgobernador salteño Miguel Ragone lo confirma. “‘Acá se adelantó el Golpe’ siempre digo yo”, dice García al respecto.

“En una provincia intervenida, no se le puede achacar solamente a la dictadura militar todas las cosas que pasaron. También hay responsabilidad civil, responsabilidad judicial, y el mejor ejemplo somos nosotros: los detenidos antes del golpe que hemos sufrido toda la represión cruenta”, reflexiona García, que costeó su pasaje desde Viedma, Río Negro, para testificar.

Usted habló (en la audiencia) de que estos juicios son saludables para toda la sociedad, ¿Qué espera con la sentencia?, consultó este cronista.

– Yo espero que lo condenen. Espero que los jueces, porque también es toda una corporación de jueces y abogados, puedan tomar la distancia necesaria para juzgarlo como es debido, para condenarlo y sobretodo para que sea un ejemplo para el resto de los funcionarios y magistrados del Poder Judicial y también los abogados que son los que después ocupan esos lugares. Que asuman el rol por lo cual el Estado Nacional los pone en ese lugar, que es hacer cumplir las leyes”.

Nora Leonard y Julia Beatriz García muestran su felicidad en las puertas del TOF 2 – Foto: Elena Corbalán para VoVe.

También está: Gil Lavedra, de juzgar a la Junta Militar a defender a Ricardo Lona y jugar para Macri

Otros testimonios de víctimas de la última dictadura, incorporados en la causa años atrás, también echaron luz sobre los años del terror y la sistematicidad con la que actuaron sus ejecutores.

Por caso, Evangelina Botta de Nicolai quien contó que durante 7 días la torturaron con picanas de 3 a 4 veces por día, desnuda, en la zona genital. O la declaración de José Víctor Povolo que relató que no estaba de acuerdo con la declaración cotejada por la Policía Federal y que la firmó porque “nunca en su vida le habían pegado tanto”.

Te puede interesar: “Sabemos que Avruj está recibiendo a familiares de militares”: hijo de víctimas de la dictadura

Los mencionados fueron fusilados en la Masacre de Palomitas, el 6 de julio de 1976, luego de ser sustraídos del penal de Villa Las Rosas y acribillados a balazos a la vera de la ruta nacional 34. Julia Beatriz García habló por ellos y por todas las víctimas del genocidio de los setenta, entre los que se encuentra su propio hermano. “Yo vengo a declarar para que todas las cosas que vivimos no se repitan nunca más”, dijo en la audiencia.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.