Intervención del Poder Judicial de Jujuy unió al macrismo salteño: UCR y PRO

Martín Grande y Héctor Chibán, entre un puñado de personas, protestaron contra el proyecto que debate el Senado de la Nación. Un reclamo con tufo a hipocresía. Los fundamentos de oficialismo y oposición.

Por Emiliano Frascaroli

El giro en la administración de justicia que aplicó el Gobierno de la Nación, cuya reforma estructural se conocerá en los próximos días, despertó a la iracunda oposición que conjuga protestas sectoriales revestidas de reclamos populares.

Además de la férrea discrepancia manifestada junto a las patronales agropecuarias por el aumento de las retenciones a la soja, ahora el macrismo salió a defender al gobernador jujeño Gerardo Morales a instancias del proyecto que busca la intervención federal del Poder Judicial de esa provincia.

En las puertas del Congreso de la Nación, en Buenos Aires, se congregaron marchas a favor y en contra del proyecto. En Salta también hubo protestas, de menor tenor. A la cabeza estuvo el diputado nacional Martín Grande junto a los legisladores provinciales Gladys Moisés (PRO) y Héctor Chibán (UCR) y el concejal capitalino José Miguel Gauffin.

No es la primera vez que Grande incentiva la movilización callejera de la estirpe macrista. Llamó la atención la presencia de Chibán que, mientras se intenta despegar del PRO y critica la ampliación de la Corte de Justicia de Salta y al gobernador Gustavo Sáenz, sostiene una maniobra similar en la vecina provincia.

Para desgracia de propios y tranquilidad de ajenos, la movilización reunió a un puñado de personas, unas 40, donde sólo se percibe la presencia de 3 jóvenes entre una composición de gente mayor.

Sobre el proyecto

La iniciativa es del senador nacional Guillermo Snopek, cuñado y rival político de Morales, quien sostiene la necesidad de recuperar la independencia de poderes. “El gobernador Morales tiene hoy la suma del poder público”, apuntó el senador, para graficar la injerencia del poder político sobre la justicia.

El legislador peronista apuntala las críticas a la reforma judicial que motorizó el Poder Ejecutivo por la cual amplió de cinco a nueve los miembros del Supremo Tribunal de Justicia y también creó un órgano de acusación al frente del Ministerio Público Fiscal.

Durante el debate, Snopek explicó que”el direccionamiento de la justicia provincial con fines políticos” se da de dos formas. Y detalló: “Primero, se arman causas penales a los legisladores y a todo aquel que disiente, para infundir miedo y quebrar las voluntades políticas. Después, se viola sistemáticamente el principio del juez natural mediante el sistema de subrogancias“.

La oposición, en palabras de la senadora Silvia Giaccopo (UCR-Jujuy) y de Luis Naidenoff (UCR-Formosa), sostuvo que se trata de un “avasallamiento” a la autonomía provincial y que el único fin es “forzar la libertad de Milagro Sala”. No descartaron pedirle al presidente Alberto Fernández que se pronuncie públicamente al respecto y ordene frenar la iniciativa al bloque del Frente de Todos.

Justicia a la carta

La reforma judicial en el primer mandato de Morales recibió duras críticas de la oposición por adelantar el tratamiento. Tras su aprobación, fueron designados como jueces del STJ dos legisladores de la UCR que acababan de votar el proyecto, un ex legislador radical y un juez que ordenó el desalojo del acampe de la Tupac Amaru.

Uno de los diputados radicales, Pablo Baca, confesó en una conversación privada que la dirigente social Milagro Sala es una presa del poder político. Los audios filtrados por El Cohete a la Luna confirmarían lo que se denunció a viva voz desde el encarcelamiento de la líder de la organización barrial. Baca habla de un “equipo” que trabaja de forma conjunta en una suerte de triangulación operativa con el jefe de los fiscales, Sergio Lello Sánchez, y quien sería el DT y capitán, el propio Morales.

A cuatro años de su detención, el Supremo Tribunal de Jujuy ratificó la condena a 13 años contra Sala en la causa conocida como “Pibes Villeros“. El fallo fue firmado por dos jueces que ingresaron con la reforma judicial de Morales. La defensa puede apelar ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Mientras tanto, la Cámara Alta recogerá hasta el 25 de marzo testimonios acerca del rol del STJ de Jujuy para luego tomar una decisión a la iniciativa de Snopek.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.