“Hay mucha falta de trabajo. El norte siempre está convulsionado”, afirmó Eduardo Leavy

El intendente de Tartagal, Eduardo Leavy, fue consultado respecto a los fondos que envía la provincia y a las versiones que señalan que éstas partidas dependen de la filiación política de los intendente y la relación con Juan Manuel Urtubey. Dijo que en Tartagal “se está notando el hambre”.

Además, se refirió a la “situación crítica” que se vive en el norte y apuntó a la falta de empleo genuino.

“No tengo queja en ese sentido”, dijo Leavy sobre la distribución de partidas. “Obra que he solicitado la he conseguido- continuó-, hemos presentado los proyectos. Estoy haciendo ahora una Casa de la Cultura en Tartagal, una obra que estamos haciendo con la Provincia y con la Nación y tiene muy buen avance de obra. Se está haciendo un acueducto desde Yacuy a Tartagal, se están haciendo piletones”.

Igualmente, aseveró: “No los tuve a esos aprietes, pero hay mucha falta de trabajo. El norte siempre está convulsionado”.

Sobre este punto, señaló: “Tengo un acuerdo con las iglesias evangélicas y católicas para que me chequeen los domicilios donde realmente falta comida, y ellos se encargan de llevarles el bolsón y las cosas. Siempre en el municipio atiendo a muchísima gente, pero siempre son los mismos. Entonces, la gente más necesitada del municipio no tiene asistencia”, y advirtió: “Yo ya estoy notando hambre, cosa que no se veía hace muchos años. Gente pidiendo, gente revolviendo la basura. En mi casa, yo vivo a la vuelta del hospital, por día tengo por lo menos a 10 o 15 personas que no saben que yo vivo ahí pero van a pedir”.

“La situación está muy crítica- continuó-, ayer tuve cortada la entrada al municipio, cortada la ruta en otra parte, sé que había grupos de desocupados de Tartagal en el Ministerio tratando de de conseguir obras. Estamos llegando a la gente más necesitada pero se nota la falta de trabajo. Había obras como el Ramal C- 14, C-15, la obra del asfalto a Tonono, y no se está haciendo nada. La única obra que está tomando gente es la Casa de la Cultura, que tomó a 40 personas”.

Y agregó: “En Tartagal yo tengo o empleados públicos o empleados de comercio. Los empleados de comercio, en enero el año pasado el padrón bajó 5 puntos. En el petróleo deben tomar a 400 personas; en la madera, que antes se hacía trabajar a cerca de 4 mil personas, debe haber 200 o 300 personas y no tengo más nada. Hay una empresa que está haciendo inversiones y tomando un poquito de gente, pero necesitamos más. Allá tenés la soja que te toma dos tipos para 5 mil hectáreas y no tengo más nada, entonces tenemos que usar el ingenio. Estoy viendo como contengo porque la situación viene dura. En eso me ayuda la provincia y yo tengo una ventaja muy grande, que le reconozco a la gestión anterior tenía un municipio muy saneado y con 500 empleados sobre 100 habitantes, entonces yo lo puedo manejar porque tengo pocos empleados”.

Sobre la auditoría a Tartagal, para Eduardo Leavy, tiene intereses políticos

Eduardo Leavy, intendente de Tartagal, consideró que hay intereses políticos detrás y dijo “No veo otros informes de otros municipios”. Se trata de un reciente informe realizado por la Auditoría General de la Provincia en el que se da cuenta de un faltante de más de 14 millones de pesos.

Según Leavy, “está bien hecha (la auditoría), pero se utilizan frases que llevan a la confusión”. “El presupuesto de ese año es de 174 millones y pico- explicó-, se ejecutó 160 millones, entonces hay un faltante, para el total del presupuesto, de 14 millones. Pero son 9 millones 900 del Plan Arraigo para construcción de viviendas, que es plata nacional que no vino pero uno la presupuesta. Después tenés 3 o 4 cositas más. Vos la ponés en el presupuesto porque figura en el presupuesto provincial, si después no viene no tiene por qué estar ejecutado”.

En esta línea, dio como ejemplos obras nacionales y provinciales que siguen pendientes en el municipio. “Tengo en Tartagal la ruta 86, del gobierno nacional, que está presupuestada y nosotros la ponemos. No está, no la hizo el gobierno nacional, no va a llegar. Lo mismo la Electrificación a Tonono, de la Provincia. Desde el Fondo de Reparación Histórica que viene entrando en el presupuesto, y no por eso significa que la plata llegó. No se hizo porque es un presupuesto. Vos presupones que podés hacer esa obra. Entonces, ahí está el juego de palabras, de confusión. No hay un faltante”, enfatizó.

Continuando con su análisis, indicó: “Vinieron los contadores, presentaron la documentación. Acá hay una obra donde dice ‘Construcción del Cementerio Parque, de 354 mil pesos, y ‘Refacción y ampliación de las dársenas de la terminal’. Está bien, eso figuraba. La plata no llegó por ese lado y entonces se lo hizo por el Fondo Solidario de la Soja, pero la obra está hecha”.

“El presupuesto del año 2.014 en Tartagal tiene un 91, 92% de ejecución de obra. Debe ser el presupuesto con mayor ejecución en la Provincia. Entonces, por ahí es medio raro”, enfatizó Leavy quien, consultado respecto a si considera que el informe tiene un origen político, sostuvo: “Creo que sí. Yo soy más conciliador, pero esto ya me excede”.

“Me parece raro que al único municipio al que le sacan informes es Tartagal. Estoy feliz de que me hagan auditorías, que controlen, así los contadores tiene la documentación al día. El otro día vine y pedí una pequeña prórroga porque ya me están pidiendo cosas del 2.019. Tenemos un control constante, que me parece perfecto, pero yo no veo otros informes de otros municipios”, añadió Leavy y afirmó: “Los únicos municipios que no pueden llegar a ser auditados son Capital y Tartagal, pero Tartagal no quiere armar el Tribunal de Cuentas municipal para ser auditado por la provincia. Si nosotros armamos el tribunal no va más la Auditoría porque mi carta orgánica dice que a mí me tiene que auditar el Tribunal de Cuentas”.

“El ‘Oso’, en todos sus años, no lo quiso armar. Armamos Tribunal de Faltas pero no Tribunal de Cuentas porque queremos ser auditados, cosa que no pasó en Salta capital. Nunca quisieron ser auditados y la vez que quisieron no los dejaron entrar. Me vive criticando la oposición porque no armamos el Tribunal de Cuentas y si yo lo armaría la Auditoría no iría”, agregó.

Cooperadora Asistencial

El Intendente se refirió al trabajo que se realiza desde la Cooperadora Asistencial en Tartagal. “Viene un colectivo dos veces a la semana con pacientes derivados a Salta, un colectivo con 54 asientos que recorre los hospitales. Es un gasto de casi 45 o 50 mil pesos por viaje, multiplicado por dos viajes por semana”, señaló en tanto indicó que se debe realizar debido a que en el municipio no cuentan con todas las especialidades en salud.

Además, resaltó: “Creo que me queda un pequeño saldo de unos 5 o 6 millones de pesos donde estoy remodelando un edificio de la Cooperadora Asistencial. Es una casa que en la gestión del ‘Oso’ (Sergio Leavy) se compró a nombre de la Cooperadora, donde funcionaba la Cooperadora y la estamos modificando porque era una construcción vieja”.

Asimismo, recordó que el fondo provincial con el que se sostienen las cooperadoras “desaparece a fin de año” e hizo alusión también al hecho de que el organismo no se encuentra inscripto en AFIP. “Ahora me están pidiendo mil Cuil de todos para poder inscribir a la Cooperadora. ¿Qué te cambia que esté inscripta?- cuestionó-. La Municipalidad de Tartagal compró para la Cooperadora, o sea la Cooperadora compró una propiedad; una camioneta 4×4, una Toyota; un consultorio odontológico y ginecológico; y otras cositas más. Que esté o no esté inscripta, cuando llegue fin de año, ¿para quién va a quedar? Para el municipio, y si no están comprados a nombre de la Cooperadora están comprados a nombre del municipio”.

Al respecto, precisó que “la propiedad está a nombre de la Cooperadora, la camioneta no porque necesita Cuit para que te la vendan, pero está ploteada totalmente de Cooperadora, o sea que hace el trabajo para la Cooperadora”.

En cuanto al funcionamiento del organismo, señaló que el Intendente es quien lo preside, y está integrado también por organizaciones intermedias y concejales, aunque “todos toman las decisiones”, y agregó: “Hay dos autorizados para firmar cheques, la directora de Acción Social y otra persona más y cuando falta algunos de ellos recién firmo un cheque yo”.

Fuente: Sapo de otro pozo/ FM Noticias 88.1 Mhz. – DDN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *