El Gobierno acelera liquidación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES

Tras el préstamo del Fondo Monetario Internacional, la administración Cambiemos analiza la reducción del déficit fiscal a través del financiamiento del sistema previsional.

El Gobierno analiza liquidar los activos en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad para 2019 financiar la “reparación histórica”. La medida es parte del préstamo que Mauricio Macri llevó adelante con el Fondo Monetario Internacional y se encuadra en la reducción del déficit fiscal. Para cumplir las condiciones del organismo multilateral, Cambiemos decidió paralizar la obra pública, congelar la planta estatal y limitar viajes de funcionarios; además de haber ofrecido “tierras” para vender, sin profundizar. Y ahora es el turno de los fondos de la Anses.

La evaluación que hagan desde Washington a la política económica del Gobierno, en los meses próximos, será la llave de la segunda cuota de los 50 mil millones de dólares adquiridos por el gobierno. Los técnicos del organismo que lidera Christine Lagarde sostienen en un informe interno que Argentina propuso “vender tierras y amortizar los activos del fondo de pensión que tiene el gobierno para financiar parcialmente el pago de los reclamos judiciales”.

De esta manera, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, acelera la venta de la participación estatal en los fondos que tiene la Anses, los cuales fueron recuperados con la reestatización de las AFJP durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

A partir de fines de 2015 el gobierno de Mauricio Macri llevó adelante un ajuste que se profundiza cada vez más. “La ley ómnibus que en 2016 puso en marcha el blanqueo de capitales, la moratoria impositiva y la reforma previsional habilitó a liquidar activos del FGS para financiar ‘reparación histórica’ sin necesidad de obtener una autorización parlamentaria”, recuerda el diario Página 12. Y agrega: “El acuerdo con el FMI aceleró ese escenario”.

El retiro del Estado en la participación de los fondos que maneja el sistema de seguridad social deja el camino libre para que empresas que se encuentran en operación de “recompra” adquieran los activos públicos. Entre las compañías se encuentran bancos y empresas de infraestructura, quienes desean cortar negociaciones con los funcionarios del gobierno.

Las medidas de ajuste comprometidas por el Gobierno ante el FMI se encuadran en el argumento estandarte respecto a la reducción del déficit fiscal, el cual deberá ser de 2,7% el año que viene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *