Diputados recibe a estudiantes de la UCASAL para arbitrar ante reclamos

Tras las protestas contra el aumento de las tarifas para el cursado, estudiantes van a plantear sus reclamos ante el Poder Legislativo. Fotos: Luciano Perdiguero

Estudiantes de la Universidad Católica de Salta continúan reclamando contra el aumento que pretenden aplicar las autoridades para el 2020. Desde la institución informaron un ajuste en torno al 45%; esto es, cuotas mensuales que superarían los 11 mil pesos y matrículas por encima de los 20 mil pesos.

La medida es resistida por un nutrido grupo de estudiantes de Abogacía, Psicología, Trabajo Social, Educación Física y Veterinaria, entre otras carreras, y sus pares de la Universidad Nacional de Salta, que se plegaron en solidaridad.

Flyer de difusión para la jornada de hoy – Foto: Facebook

El reclamo pretende, entre otras cosas, una reducción del porcentaje que permita el acceso y la continuidad en los estudios. Trascendió una cifra del 15% como propuesta de razonabilidad.

Ante los reclamos, las autoridades cedieron parcialmente ofreciendo planes de pago y extensiones de beca, pero ratificaron la idea de la suba en los aranceles.

Las y los estudiantes rechazaron la oferta y redoblaron apuestas con movilizaciones a la Legislatura Provincial, a instancias de la asunción del gobernador Gustavo Sáenz.

Desde la UCASAL justifican los aumentos señalando que se trata de cifras similares a la aplicada en años anteriores, “aún cuando se estima una inflación muy superior para este período”. “Nos preocupan las dificultades que todas las personas y las instituciones atraviesan a raíz de los altos índices inflacionarios”, sostuvo el vicerrector administrativo Darío Arias.

La institución se jactó de ser la entidad privada “más importantes de Salta” por el volumen de empleados y aprovecharon para deslizar que no reciben subsidio estatal. En un comunicado agregaron que en los últimos tres años se incrementaron los pedidos de becas, consecuencia de la situación económica.

Los planteos de estudiantes que ponen en jaque la versión oficial de que los aumentos se dan por la calidad de los servicios, en medio de una suba generalizada del costo de vida. Foto:Luciano Perdiguero

Con el correr de las horas un estudiante de Derecho decidió encadenarse en puertas de la institución e inició una huelga de hambre exigiendo respuestas de las autoridades. Asimismo, la estudiante Ángeles Cimino informó en redes sociales que un legislador se comunicó con ella para abrir una instancia de diálogo con representantes de la Cámara de Diputados.

Representantes del grupo sería recibido en la cámara Baja este jueves, el mismo día en que convocan a una acampada para que al día siguiente, el viernes, lleven a cabo otra movilización y corte del tránsito en la rotonda de la UCASAL.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Instagram did not return a 200.