Comunidad wichí denuncia golpes y amenazas por un conflicto de tierras

Una familia criolla fue denunciada por golpes y, a la vez, dicen que son hostigados por supuestos testaferros de tierras que vincularían al presidente Macri.

El fin de semana se conoció que miembros de la comunidad wichí de Las Llanas fueron víctimas de una golpiza mientras intentaban retirar una bomba de agua colocada en su territorio en el marco de un conflicto por tierras.

El sábado 15 de junio, en la Comunidad Las Llanas, ubicada en la ruta nacional 81, se vivieron momentos de tensión. Las mujeres wichi tuvieron una pelea con las mujeres de una familia vecina, la familia Burgos. Ambas partes hicieron denuncias.

Esteban Álvarez, miembro de la comunidad, lamentó la situación que debieron pasar, entre otros, un grupo de mujeres y su hijo quienes fueron ferozmente agredidos.

“Ellos han entrado a la comunidad, han querido sacar la bomba, romperla. Justo fue mi hijo y lo golpearon, todavía está adolorido. Han golpeado a las mujeres”, relató el hombre. Y agregó, en diálogo con FM Noticias 88.1, que la bomba fue colocada por necesidad en su terreno.

Según se supo, los agresores pertenecerían a la familia Burgos, quienes ya tienen denuncias por violencia y amedrentamiento.

Aseguró que “ellos están ahí todavía” y dijo: “Me han contado que tenían armas. Estamos con miedo porque de solo estar ellos van y se meten adentro, vienen a hacer desastre adentro de la comunidad”.

Denuncias cruzadas

Por su parte, Mónica Burgos aseguró que ella fue golpeada y atacada por la comunidad wichi. Indicó que viven en ese terreo desde 1930 y que, desde que tiene uso de razón, “fueron perseguidos” por políticos, ya que las fincas aledañas de la zona pertenecerían a Juan Carlos Romero y Mauricio Macri.

Burgos aseguró que la comunidad wichi es “utilizada” por parte de los terratenientes para ejercer “violencia sobre los criollos”. Remarcó que realizó denuncias penales por usurpación y agresiones. También denunció que Patricio Chávez es el delegado de la municipalidad que mantiene a la comunidad “cómplice del gobierno”.

Burgos aseguró que fue golpeada por Roque Fernández y Teodoro Raúl Paz, y que “nunca quisieron el diálogo”. “A mí me amenazan continuamente. Ahora nos amenazaron con prendernos fuego la casa, no les creía, pero ahora los creo capaz de cualquier cosa”, expresó.

El problema surgido el sábado se debió a que los Burgos se negaban a que la comunidad tengan una bomba manual de agua, que finalmente fue inaugurada el pasado 15 de junio. Por ese motivo, la familia criolla habría ingresado a la comunidad para romper la bomba, que fue defendida por las mujeres wichi.

Entre la disputa de criollos y las comunidades indígenas por esas tierras ubicadas al norte salteño aparece el nombre de Macri. Las tierras de la familia presidencial en el interior de Salta podrían ser hasta diez mil hectáreas que lindan con YUTO S.A., el emprendimiento de la firma SOCMA S.A., denunció el portar Nuestras Voces.

Fuente: Algo Personal / Fm Noticias 88.1 MHz / DDN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *