Bº Rosedal: Los policías detenidos no quisieron declarar por la muerte de un hombre

Los efectivos se encuentran imputados por el delito de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público. La Fiscalía entiende que de mínima no respetaron la ley y los protocolos.

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, Ana Inés Salinas Odorisio, imputó a los sargentos Alberto Gabriel Figueroa, Gonzalo Robustiano Delgado y Rubén Esquivel y al cabo José Oscar Santos por los delitos de homicidio culposo e incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real.

Recientemente los policías se abstuvieron de declarar tras ser asistidos por un abogado particular. La Fiscalía solicitó que la detención siga vigente.

La autopsia de Martín Rodrigo Carreras determinó que murió por asfixia restrictiva por delirio agitado. El hecho ocurrió días atrás cuando la policía lo trasladaba a una dependencia en la caja del móvil, luego de que fuera detenido por comportamiento violento contra su ex pareja y madre de sus hijos.

Las imputaciones que pesan contra los policías detenidos se deben a serias irregularidades en el proceso. Según el Ministerio Público Fiscal, se consideró que hubo “conducta imprudente y antirreglamentaria del personal” ya que no acataron la ley y los protocolos que ordenan la prohibición de trasladar a cualquier persona en la caja de una camioneta.

Además, los policías desoyeron la expresa disposición de evitar contacto físico de un agresor con la víctima de violencia de género; es decir de Carreras con su ex pareja, quienes viajaban en el mismo móvil, ella adelante y él en la caja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *