Un ajuste federal para garantizar aprobación del Presupuesto 2019

Con el objetivo de no tener tropiezos, la alianza Cambiemos cedió casilleros en el tablero de negociación para persuadir a gobernadores. La reunión de los ministros de economía del “peronismo racional”.

El gobierno de Mauricio Macri cedió lugares en la negociación con las Provincias para llevar a cabo el ajuste al Presupuesto 2019. Lo que exige el Fondo Monetario Internacional es un recorte de $300.000 millones. Y es la administración Cambiemos quien decide a qué sectores les hará caer el peso de la reducción de partidas económicas.

Al principio, desde el Poder Ejecutivo Nacional entendían que el ajuste debía ser compartido equitativamente con las 24 jurisdicciones; es decir que cada parte recorte el 50%. La propuesta dio pie a que los gobernadores “dialoguistas” pegaran el grito en el cielo. Entonces, el entorno de Macri razonó: si no están contentos los ejecutivos provinciales, la ley de leyes se va a trabar en el Congreso.

Es por ello que, mientras la conferencia de Macri transcurría, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el de Hacienda, Nicolás Dujovne, recibieron a los ministros de Economía de provincias bajo la conducción de Cambiemos. Luego del encuentro, se supo que el esfuerzo será “federal”: Nación absorberá la mayor parte del ajuste que pide el organismo multilateral; el resto, caerá sobre los presupuestos provinciales. En números, aproximadamente serán $200.000 millones los que ajustará el Gobierno Nacional, y el resto entre las provincias.

Te puede interesar: Presupuesto 2019: ¿Qué tan importante es Salta en la negociación con Nación?

Hoy las negociaciones continúan y es el turno de los encargados de las economías en jurisdicciones que lideran los llamados “peronistas racionales”. Entre ellas se encuentran Córdoba, San Juan, Entre Ríos, Chaco y Salta.

Las provincias reclaman que el ajuste no recaiga de lleno en sus economías; dicen que el escenario es distinto al del año pasado; piden reducción de Ingresos Brutos y resaltan que el ajuste nacional de todas formas pesa sobre el interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *